Rosas de manzana y hojaldre

Menos es más. Lo sencillo triunfa. Y si es bonito, mejor que mejor. Las rosas de manzana y hojaldre son un postre fácil de preparar y absolutamente delicioso. Y si además, añadimos que tienes una presentación de diez... ¿qué más se puede pedir?

Ahora que estamos en febrero, el mes del amor... ¿estáis pensando en regalarle a alguien un ramito de rosas? Si yo fuese el objetivo de ese regalo, teniendo en cuenta que se me gana por el estómago... ¿me regalarías unas rositas comestibles? Además, te aseguro, que con unos ingredientes tan sencillos, te saldrán mucho más económicas.

La única precaución que debemos tener a la hora de preparar estas bellezas es cortar las rodajitas de manzana bien finitas, y asegurarnos que están blanditas cuando las cocinemos en el microondas. De esta manera serán lo suficientemente flexibles como para formar los pétalos de nuestras rosas.

En el interior, en vez de azúcar y canela, podéis poner otros ingredientes como alguna mermelada que os guste {estaba yo pensando que la de pera con vainilla tiene que quedarle de vicio} o incluso un poquito de crema de chocolate.


Rosas de manzana y hojaldre

Ingredientes para 12 rosas

  • 1 lámina de hojaldre rectangular.
  • 2-3 cucharadas de azúcar moreno {o panela}.
  • 1/2 cucharadita de canela molida.
  • 2 manzanas {mejor rojas}.
  • azúcar glas {para decorar}.
  • el zumo de medio limón.
  • agua.


Preparación:
1. Lavamos bien las manzanas, ya que no les vamos a quitar la piel. Las partimos a la mitad, les retiramos cuidadosamente el corazón, y las cortamos en láminas finitas. En un bol apto para microondas ponemos agua y el zumo de limón, y vamos depositando en esta agua las láminas de manzanas, procurando que queden separadas.

2. Una vez laminadas todas las manzanas, introducimos el bol en el microondas entre 3 y 6 minutos, todo va a depender de la potencia de vuestro horno. Lo que recomiendo es que empecéis por 3 minutos y vayáis añadiendo tiempo hasta que las manzanas estén listas. Lo que necesitamos es que se mantengan enteras pero al cocinarse ligeramente adquieran flexibilidad de modo que podamos enrollar nuestras rosas sin que las manzanas se rompan. Cuando las láminas de manzana estén en su punto simplemente volcamos el contenido del bol sobre un colador grande y dejamos que se escurran y se enfríen.

3. Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos el interior de un molde de mini cupcakes con mantequilla, para evitar que se peguen nuestras rosas.



4. Colocamos nuestra lámina de hojaldre sobre una superficie lisa y ligeramente enharinada. Si nos gusta el hojaldre fino, podemos extenderlo un poco con ayuda de un rodillo. Con un cuchillo bien afilado, cortamos primero el hojaldre a la mitad transversalmente, y después cada mitad en seis tiras. En total, tendremos 12 tiras cuyo largo será la mitad de toda la lámina de hojaldre.

5. Mezclamos el azúcar moreno {o panela} con la canela, y espolvoreamos esta mezcla sobre las tiras de hojaldre.

6. Sobre cada tira vamos colocando las láminas de manzana, con la piel hacia arriba de modo que sobresalgan ligeramente. Doblamos el hojaldre a la mitad sobre las manzanas y con cuidado vamos enrollado la tira de hojaldre con las manzanas en su interior, para formar las rosas. Colocamos cada rosa de hojaldre en la bandeja para mini cupcakes, de este modo no perderán la forma al hornear.

7. Repetimos hasta terminar con todo el hojaldre.

8. Llevamos al horno a 180ºC durante 25-30 minutos. Es conveniente que las vigiléis para que el hojaldre se dore, pero que los pétalos de manzana no se quemen.

9. Sacamos del horno, dejamos reposar unos 10 minutos antes de quitar las rosas de manzana del molde. Una vez que estén completamente frías, espolvoreamos por encima con azúcar glas.


Montse NoSinMiTaper

Instagram