Bebida de almendras

No soy demasiado estricta con algunos temas de la alimentación, si en casa hay que tomar un procesado porque nos gusta o porque nos apetece o porque no me da la vida, no me cae el mundo al suelo. Pero por otra parte, intento hacer pequeños cambios en nuestra vida diaria, para que esos procesados sean la excepción y no la regla, ¿me explico? 


No somos vegetarianos, ni tenemos alergia a la leche. Pero sí que somos escrupulositos con las natas de la leche. Cosas flotando en el desayuno no son bienvenidas. Así que, ya hace un tiempo, uno de mis hijos toma bebida de almendras en el desayuno. Y la verdad, es que tiene un sabor delicioso y yo, que también soy un poquito mala para comer según qué cosas, también la tomo a veces. No sólo es bastante cara, sino que además casi todas las marcas tienen un montón de azúcar añadido {con lo que se hace raro elaborar recetas saladas con ella}. Por eso, después de bichear el blog de Ana, Migas en la mesa, me decidí a elaborar mi propia bebida de almendras.

En 5 minutos tendrás una bebida deliciosa, con sabor a almendras de verdad, sin azúcares añadidos y perfecta para sustituir a la leche de vaca en cualquier receta que te apetezca preparar. ¿No es estupendo? En casa, ya no queremos otra...



Bebida de almendras

Ingredientes para 1 litro
  • 50 g de almendras crudas.
  • 1 litro de agua.
  • 1/2 cucharadita de vainilla {opcional}.
  • unas arenitas de sal.


Preparación:
1. La noche anterior ponemos las almendra en remojo. Esto sirve para "activar" el fruto seco, para hacer más fácil convertirlo en una bebida y para aprovechar mejor todas sus buenas virtudes. Si no lo hacemos, no va a pasar nada, pero de este modo la bebida resultante va a ser más cremosa y vamos a tener menos pulpa sobrante.

2. Medimos un litro de agua y lo reservamos.

3. Para triturar, yo uso la thermomix. Es importante utilizar un robot o batidora con  bastante potencia para obtener buenos resultados. Ponemos las almendras escurridas en el vaso de la thermomix {el agua de remojo la desechamos} con un poco de agua de ese litro que habíamos reservado. Lo justo para cubrir las almendras. Trituramos a máxima potencia aproximadamente 90 segundos.

4. Añadimos 250 ml  aproximadamente de agua, volvemos a triturar 1 minuto más a máxima potencia.

5. Añadimos el agua restante, trituramos de nuevo, otro minuto a máxima potencia.

6. Ahora tenemos que filtrar este líquido. Para ello podemos usar un filtro para bebidas vegetales {que son súper cómodos y limpios}, una bolsita de algodón especial para filtrar, un colador con un paño de fino encima... Al colar, separamos la bebida de almendras de la pulpa {llamada okara}. Esta pulpa la podéis congelar e ir reservando para otras recetas como por ejemplo galletas, panes... Al usar la thermomix a mí prácticamente no me queda pulpa sobrante, con lo que aprovecho todas las cualidades de la almendra en la propia bebida.

7. Una vez colado, añadimos unas arenitas de sal y vainilla {si nos gusta}. No las añadimos antes a la hora de triturar, porque así la pulpa restante nos sirve para cualquier uso que queramos, sin tener ningún sabor añadido. Ahora bien, si no vais a reciclar la okara {¡una pena!} o si no os sobra pulpa porque vuestro procesador es muy potente, podéis añadir la sal y la vainilla al triturar en el paso 5.

8. La vertemos en una botella, preferentemente de cristal, y la reservamos en la nevera hasta consumir. Se conserva perfectamente unos 4-5 días.


Montse NoSinMiTaper

Instagram