Crema de cacahuete

Cacahuetes para los monos. Eso decía mi madre, que yo qué sé por qué. Porque, si bien es cierto que soy mona un rato largo, no menos cierto es que me pirran los cacahuetes. Y a mis vástagos les ocurre igual, los cacahuetes son un must en mi casa. De hecho ya hace muchos años que la crema de cacahuete es un clásico en las meriendas "especiales" en casa. 

Lo de meriendas "especiales" va con retintín, porque esas cremas de cacahuetes compradas llevan tal cantidad de azúcar que no es posible considerarlas una merienda medio sana, ni siquiera con lo buenísimos que son los frutos secos para la salud. Proteínas, fibra, vitaminas. Los cacahuetes son cardiosaludables. Hierro en abundancia. Un montonazo de calorías también pero, chica, que todo no se puede tener. 

Curiosamente, los cacahuetes no son frutos secos, sino legumbres. Se trata de la semilla de un arbusto que crece en una vaina, y que además se desarrolla bajo tierra. Para fliparlo, con la madre naturaleza. 


Así que, hace tiempo, elaboro mi propia crema de cacahuete en casa. La hago de poquito en poquito, para que no se estropee, y aunque a los cacahuetes no se les evaporan las calorías, al menos reduzco sustancialmente los azúcares añadidos y la presencia de conservantes. Y yo creo que salimos ganando, en salud, y en sabor, porque esta cremita está mucho más deliciosa que ninguna que yo haya comprado.

Nos encanta no sólo para unos sándwiches, sino para acompañar los desayunos. Aprovechando que en la Degustabox de este mes venía una caja para preparar tortitas de Royal, nos dimos un caprichito. Son muy prácticas, porque sólo hay que añadir leche, aunque si os animáis a prepararlas caseras, también os dejo una receta.

Degustabox es una caja de productos sorpresa, todos ellos pertenecientes al ramo de la alimentación, que podéis recibir en vuestra casa mes a mes para probar y descubrir productos diferentes y novedosos. Siempre trae entre 10 y 15 productos diferentes, todos ellos de primeras marcas, con un valor de mercado superior al precio de la Caja Degustabox.

Habitualmente, la Degustabox cuesta 14,99€, gastos de envío incluidos. Te suscribes desde su página web, fácilmente, y además no tienes compromiso de permanencia. Si al suscribirte, además, incluyes el código de descuento XUAJW podrás conseguir tu primera caja por tan sólo 7,99€.


Crema de cacahuete
Ingredientes:

  • 150 g de cacahuetes, tostados y pelados.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 2 cucharadas de panela.
  • una pizca de sal.


Preparación:

1. Si fuese necesario, pela y tuesta ligeramente en el horno a 180ºC los cacahuetes. Hornéalos 3-4 minutos. Deja que se templen.

2. Pon los cacahuetes en la procesadora {yo utilizo la thermomix}, agrega el aceite de coco derretido y comienza a triturar, en periodos cortos de tiempo, hasta que empiece a formarse la crema. 

3. Añade la sal y la panela {al gusto, puedes poner más o menos cantidad que yo}, y sigue triturando hasta obtener la textura que te guste, con más o menos tropezones.

4. Pasa la crema a un frasco hermético y guarda en la nevera para que se conserve adecuadamente. Consúmela en los siguientes 10-15 días.


Montse NoSinMiTaper

Instagram