Rollo de pollo

La vida muchas veces nos lleva más aprisa de lo que nos gustaría. El trabajo, los niños, la casa... todo nos hace ir corriendo de un lado a otro como gallinas descabezadas... Por eso me gusta la receta de hoy. 

Este rollo de pollo es una de esas recetas salvavidas que además está riquísimo. Se puede comer en frío o en caliente. Con unas patatas o un arroz blanco arreglas una comida estupenda en poco tiempo. Yo, para ahorrar tiempo, suelo preparar dos o tres rollos y los dejo envueltos en papel film en el congelador. Así, cuando los necesito, sólo tengo que retirar el plástico, dorar el rollo (sin descongelar) y cocinar.

Cuando trabajo fuera, lo preparo el día anterior, lo dejo enfriar y ya lo dejo en rodajitas, bien para llevarme en el táper, bien para dejar en casa y que la familia se lo caliente con su salsita en el microondas.


Rollo de pollo
Ingredientes para 5-6 personas

Para el rollo
  • 1/2 kg de pechuga de pollo.
  • 100 g de bacon.
  • 100 g de jamón York.
  • 1 huevo.
  • 50 g de pan rallado.
  • sal.
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo.
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo.
  • aceite de oliva.

Para la salsa
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 zanahoria.
  • 1 diente de ajo.
  • un chorrito de vino blanco.
  • 250 ml de caldo de pollo o agua.
  • aceite de oliva.
  • sal.



Preparación:

1. Picamos con ayuda de un robot de cocina, primero el bacon en trocitos pequeños y el jamón York. Después le añadimos la pechuga de pollo limpia de pieles y volvemos a picar bien fino. Volcamos en un bol.

2. Añadimos el huevo batido, la cebolla en polvo y el ajo en polvo, sal y el pan rallado. Amasamos con las manos hasta tener una mezcla unida.

3. Con ayuda de papel film formamos dos rollos pequeños, o uno grande. Es más fácil manejar los rollos pequeños a la hora de dorarlos.

4. Ponemos los rollos en el congelador, bien envueltos en papel film, durante un par de horas. De este modo no se rompen al darle vueltas en la sartén. Si son para otro día, dejamos en el congelador, y el día que los vayamos a preparar, continuamos a partir de aquí.




5. Calentamos aceite en una cazuela baja. Retiramos el papel film a los rollos y los doramos por fuera, dándoles vueltas para que se doren por todos lados. Reservamos.

6. Picamos chiquitita la cebolla, la zanahoria y el ajo. Sofreímos en el mismo aceite en el que hemos dorado los rollos.

7. Una vez que las verduras están blanditas y ligeramente doradas, añadimos el vino. Rascamos el fondo de la cazuela con ayuda de una espátula. Añadimos también el caldo o agua y sal.

8. Ponemos dentro de la cazuela los rollos de pollo que teníamos reservados y dejamos cocer entre 30 y 40 minutos, dándole una vuelta de vez en cuando para que se cueza uniformemente.

9. Retiramos los rollos y los dejamos enfriar antes de cortar en rodajas, para que no se rompa. Trituramos la salsa bien fina.

10. Antes de servir, cortamos los rollos en rodajas, y las ponemos a calentar en la salsa.


Montse NoSinMiTaper

Instagram