Bloody Mary {sin alcohol}

El Bloody Mary es un cóctel de fama internacional, con un característico color rojo que proviene de su ingrediente principal, el zumo de tomate. La historia sitúa su origen en París, en un bar llamado Nueva York, cuyo barman Fernand Petiot preparó por primera vez esta bebida en 1921.
Cuenta la leyenda que mientras Petiot preparaba la bebida a sus clientes, estos bromeaban con los posibles nombres que podrían ponerle, a cada cual más horripilante y sangriento, animados por el color del cóctel. Finalmente, los honores recayeron sobre la Reina María I de Inglaterra o María Tudor. Esta monarca fue la cuarta de la dinastía Tudor y es recordada por abolir totalmente las reformas religiosas introducidas por Enrique VIII y someter de nuevo a Inglaterra a la disciplina papal el 30 de noviembre de 1554 con el apoyo del Cardenal Reginald Pole. Durante dicho proceso, condenó cerca de 300 protestantes a morir en la hoguera en las Persecuciones Marianas, recibiendo por ello el apodo de María la Sanguinaria (en inglés, Bloody Mary). De todos modos, aunque esta leyenda se ha popularizado, pudiera ser que Petiot se inspirase en una cierta camarera de Chicago a la que apodaban Bloody Mary, porque trabajaba en un pub llamado Bucket of Blood {Cubo de Sangre}.


En fin, historias aparte, es un cóctel delicioso y, si os gusta tanto como a mí, querréis disfrutarlo a todas horas. Es por ello que habitualmente lo preparo así, sin vodka, y por tanto sin alcohol, apto para todos los públicos y estupendo para disfrutar de la mañana a la noche.

En la caja Disfrutabox de este mes venía una botella de zumo de tomate Granini, así que ya no tenía excusa para enseñaros a preparar uno de mis cócteles favoritos. En los ingredientes os detallo las cantidades que yo pongo, pero, por supuesto, id ajustando a vuestro gusto, sobre todo la cantidad de picante. Como sabéis, Disfrutabox, es una caja sorpresa que contiene una cuidada selección de productos de primeras marcas, pertenecientes al ramo de la alimentación, la belleza, el hogar o el cuidado personal. Puedes recibirla cómodamente en tu casa cada mes, suscribiéndote desde la página de Disfrutabox, de manera muy sencilla. Por tan sólo 15,91€ podrás probar todos los productos de la caja y después evaluarlos y obtener puntos de descuento. Además, puedes darte de baja cuando quieras, sin ningún tipo de penalización, y en un sólo clic.

Bloody Mary {sin alcohol}

Ingredientes {por persona}

  • 200 ml de zumo de tomate Granini.
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  • una pizca de sal.
  • una pizca de pimienta negra recién molida.
  • 6 gotas de salsa Worcester.
  • 6 gotas de salsa Tabasco.

Preparación:

1. Poner en el vaso todos los ingredientes, procurando que el zumo esté bien frío de antemano. Mezclar con una varilla o cucharilla.

2. Si queréis preparar un Bloody Mary con alcohol, añadid vodka al gusto, y unos cubitos de hielo.

3. También se puede remover {y decorar} con una ramita de apio, que le aporta un toque de sabor y frescura al zumo de tomate.


Montse NoSinMiTaper

Instagram