Mendiants

Este mes en nuestro Asaltablogs nos hemos compinchado para atacar vilmente La cocina de Rebeca. Y como no podía ser de otra manera, a mí me ha encantado. Rebeca es una chica estupenda, con un blog precioso, que os recomiendo muy mucho. Recetas de todo tipo, con una fotografía excelente, bien redactadas... No podía salir nada mal. 

Escogí lo menos diez recetas, y al final, me quedé con su receta de mendiants, más fácil, imposible. Y súper resultona, para que se caiga de culo la suegri.

La palabra francesa mendiant significa mendigo. Hace referencia a cuatro frutos secos: las pasas, los higos secos, las avellanas y las almendras y por extensión a estos discos de chocolate con frutos secos encima. Se llaman así como alusión al color de los hábitos de las cuatro órdenes mendicantes en la Edad Media: franciscanos, dominicos, carmelitas y agustinos. ¿Curioso, verdad?




Esta combinación tradicional (y típica de la Navidad) ha dado lugar a una gran variedad de mendiants, en las que podemos combinar diferentes frutos y tipos de chocolate. En mi caso los he preparado con lo que tenía por casa (y que por cierto nos había sobrado de la Navidad). Una auténtica delicia. 

Por eso, porque es tan personal su elaboración, no os voy a dejar cantidades en los ingredientes... ¡¡dejad volar la imaginación!!


Mendiants

Ingredientes:
  • chocolate negro, con leche o blanco.
  • diferentes frutos secos: avellanas, almendras, pistachos, anacardos, nueces...
  • diferentes frutas deshidratadas: coco, orejones, pasas, naranja, arándanos...



Preparación:

1. En el reverso de un papel vegetal (para que el lápiz no entre en contacto con el chocolate) dibujamos unos círculos. Los míos tenían unos 3 cm, pero podéis hacerlos más grandes.

2. Troceamos las frutas deshidratadas y los frutos secos; reservamos.

3. Derretimos, por separado, y uno a uno, los chocolates. Aunque se puede hacer al baño María, yo suelo hacerlo en el microondas, en periodos cortos de tiempo para evitar que se queme.

4. Ponemos una cucharada de chocolate sobre cada círculo e inmediatamente distribuimos algunos frutos o frutas al gusto por encima. Repite hasta acabar con el chocolate. 

5. Guardamos hasta que endurezca el chocolate en la nevera, y después conservamos en una cajita que cierre bien.


Montse NoSinMiTaper

Instagram