Crema de vainas y jengibre

Las judías verdes, o vainas, como se conocen en algunos lugares, no son más que un estadio verde e inmaduro de un tipo de alubias y, por tanto, pertenecen a la familia de las legumbres. Esto, no penséis otra cosa, es un plus para nuestra alimentación, ya que  nos aportan un montón de vitaminas y antioxidantes, fibra, minerales... Tienen un bajo aporte calórico y son ideales para las dietas de adelgazamiento. Hay que procurar que tengan un color verde brillante y que estén lisas y firmes, estas características serán indicativo de su frescura.

Este mes para el Reto Alfabeto Salado que lidera mi querida Elena de Miss Pimienta los dos ingredientes elegidos han sido, por una parte, las vainas que os alababa hace un momento y, por otra, el jengibre. Ni os imagináis lo bien que combinan estos dos ingredientes...

Con ellos, dada la llegada del invierno {¡¡por fin!!} a Galicia, he elaborado una de mis adoradas cremas de verduras. Ya sabéis que es una de mis cenas favoritas, y si vosotros también adoráis las cremas... ¡¡tenéis un montón donde escoger en el blog!! Aburrirse está prohibido, así que, una crema diferente para cada día.




Crema de vainas y jengibre

Ingredientes:

  • 30 g de puerro.
  • 10 g de jengibre fresco.
  • 75 g de zanahoria.
  • 100 g de patata.
  • 200 g de vainas.
  • 500-750 ml de caldo de verduras.
  • 75 g de leche de coco.
  • 1/2 cucharadita de curry.
  • aceite de oliva.
  • sal.

Preparación:
1. Picamos el puerro. Pelamos el jengibre y también lo picamos. Pelamos la zanahoria y la patata y las cortamos en trozos no muy grandes. Limpiamos las vainas y las cortamos en 3 o 4 trozos.

2. Calentamos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y rehogamos el puerro y el jengibre unos 5 minutos, a fuego medio, sin que tome color dorado.

3. Añadimos la zanahoria, la patata, las vainas y el caldo, solo hasta cubrir. Al triturar podremos añadir más caldo para ajustar la textura de la crema.

4. Llevamos a ebullición. Entonces reducimos el fuego y dejamos cocer unos 25 minutos, hasta que todas las verduras estén tiernas. 

5. Pasamos al vaso de la batidora, añadimos la leche de coco y el curry. Trituramos hasta obtener una crema bien fina. Rectificamos de sal si fuese necesario, y añadimos más caldo si nos gusta una crema más ligera.

6. Servimos bien caliente.


Montse NoSinMiTaper

Instagram