Merluza al horno con tomate

Muchas veces lo he contado, mi llegada al mundo de los fogones, fue casual. No era algo que me hubiese llamado la atención desde la infancia. Quizás porque en mi casa se cocinaba por pura supervivencia, no era algo que yo hubiese percibido como placentero. Pasados los años, debido a un problema de salud de un miembro de la familia, me tocó investigar entre fogones. Conseguir que alguien que tiene dificultades para comer consiga alimentarse de forma equilibrada y que además disfrute al comer. Y ahí descubrí que, además, la cocina me procuraba paz y bienestar. Que no hay nada mejor en este mundo que comer lo que se ha cocinado con amor. 

Hoy recuerdo un plato que cocinaba mi madre, la merluza al horno con tomate. Es una receta muy sencilla, casi todo lo que cocinaba ella era así; ella no disfrutaba demasiado con la cocina, y procuraba no salirse demasiado de lo que sabía hacer. Pero es una receta ideal para improvisar una comida, con ingredientes que siempre hay en una despensa.


En esta ocasión he utilizado la salsa de tomate frito estilo casero de Orlando que venía en la Disfrutabox de este mesDisfrutabox, una caja sorpresa que contiene una cuidada selección de productos de primeras marcas, pertenecientes al ramo de la alimentación, la belleza, el hogar o el cuidado personal. Puedes recibirla cómodamente en tu casa cada mes, suscribiéndote desde la página de Disfrutabox, de manera muy sencilla. Por tan sólo 15,91€ podrás probar todos los productos de la caja y después evaluarlos y obtener puntos de descuento. Además, puedes darte de baja cuando quieras, sin ningún tipo de penalización, y en un sólo clic.

Merluza al horno con tomate

Ingredientes para 4 personas

  • 2-3 patatas {dependiendo del tamaño}.
  • 100 g de guisantes.
  • 100 g de gambas peladas.
  • 4-5 rodajas de merluza.
  • 500 g de salsa de tomate {tomate frito casero Orlando}.
  • 2 cucharadas de pan rallado.
  • aceite.
  • sal.
  • pimienta.

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 180ºC. 

2. Cortamos las patatas en rodajas gruesas y las freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doraditas. Sacamos a un papel absorbente para quitarles el exceso de aceite y les ponemos unas arenitas de sal.

3. Ponemos un poco de salsa de tomate en el fondo de una bandeja de horno. Colocamos encima las patatas, los guisantes y las gambas. Repartimos el resto de la salsa de tomate por encima. 

4. Salpimentamos el pescado y lo colocamos sobre la cama de patatas y tomate. Cubrimos con un poquito de pan rallado, así se seca menos en el horno.

5. Horneamos a 180ºC unos 15-20 minutos, hasta que las patatas estén tiernas y el pescado hecho.


Montse NoSinMiTaper

Instagram