Tosta de huevo, bacon y cebolla negra

En la Degustabox de este mes, venía un producto que me llamó poderosamente la atención, ya que era la primera que caía en mis manos. Se trataba de la cebolla negra de La Abuela Carmen, un producto similar al ajo negro que se ha popularizado tanto en los últimos tiempos. Se elabora mediante un largo proceso de maduración natural que combina temperatura y humedad controlada, y en el que no se añaden aditivos ni conservantes. El resultado es una cebolla de textura blanda con tonalidades oscuras y sabor dulce y balsámico, mucho más digestiva que la cebolla fresca.

La caja Degustabox es, como ya sabéis, una caja sorpresa con productos de alimentación que podéis recibir mensualmente en vuestros hogares. Suele traer entre 10 y 15 productos, todos ellos de primeras marcas; son productos novedosos o diferentes, o de reciente lanzamiento al mercado. El coste habitual de una caja Degustabox es de 14,99€ (gastos de envío incluidos), pero el precio de mercado de los productos que contiene es siempre superior. Además, si incluís el código XUAJW al suscribiros a la caja desde la página web de Degustabox, recibiréis la primera caja por tan sólo 9,99€ (gastos de envío incluido).

Con este ingrediente, y con pocas cosas más, he elaborado un aperitivo fácil y delicioso, que acompaña a la perfección una cerveza y un partido de fútbol. ¿Os animáis?


Tosta de huevo, bacon y cebolla negra

Ingredientes:

  • pan en rebanadas {yo he escogido pan de semillas}.
  • tomate frito {mejor si es casero}.
  • bacon en lonchas.
  • huevos de codorniz.
  • cebolla negra La Abuela Carmen.
  • sal.


Preparación:

1. Tostamos las rebanadas de pan ligeramente en la sartén bien caliente. Las untamos con tomate frito.

2. Tostamos bien el bacon en lonchas, hasta que esté bien dorado. No le añadáis aceite, es suficiente con la grasa que suelta el propio bacon. Colocamos las lonchitas de bacon sobre las rebanadas de pan.

3. En la misma grasa del bacon freímos los huevos de codorniz. Para evitar que se nos rompan al cascarlos, debemos abrir la parte superior de la cáscara con un cuchillo afilado. Después de freír los huevos, les ponemos unas arenitas de sal y los colocamos sobre el bacon.

4. Ponemos un poquito de cebolla negra por encima del huevo. Servimos templado.



Montse NoSinMiTaper

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram