Habitas con jamón y huevo

Yo confieso, soy una de esas madres obsesionadas con las verduras. Cada día, con premeditación y alevosía, maquino modos insospechados de incorporar vegetales en nuestra dieta diaria, del modo más sano y delicioso posible. Pero no sólo soy una de esas madres; además, como muchas otras madres que me estaréis leyendo, soy una madre trabajadora, de esas que hacen encaje de bolillos para que las horas del día lleguen para todas las tareas encomendadas. 

Entre las tareas más complicadas está la de hacer la compra, ya que muchas veces es imposible pasarse por los mercados a diario y comprar producto fresco. Pero en este tema estoy tranquila, porque tenemos la inestimable ayuda de las verduras ultracongeladas que, como ya seguro que sabéis, llegan a nuestra mesa conservando sus las propiedades, casi como recién recogidas de la huerta. Siempre disponibles, seguras, fáciles de preparar. 

La Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) ha organizado la II Edición de #MiVerduraCongelada con el objetivo de promocionar el consumo de las verduras congeladas entre los más peques de la casa, concienciar a las familias de la importancia de introducir verduras en la dieta diaria y, entre todos, aportar nuestro granito de arena para reducir los alarmantes índices de sobrepeso y obesidad infantil existentes hoy en día. Y sin duda, este objetivo me parece más que loable, por eso me he unido a él sin pensármelo dos veces. Porque soy una de esas madres.

Para la receta de hoy, he escogido habitas baby congeladas, que constituyen una excelente fuente de proteína vegetal, apenas contienen grasa, y como tienen un sabor tan suave, resultan muy agradables de comer para los niños.


Habitas con jamón y huevo

Ingredientes para 4 personas
  • 400 g de habitas baby congeladas.
  • 4 huevos.
  • 100 g de taquitos de jamón serrano.
  • 100 g de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 100 ml de vino blanco.
  • aceite de oliva.
  • 1/4 de cucharadita de pimentón dulce.
  • sal y pimienta negra.


Preparación:

1. Cocemos las habitas en agua con sal hasta que estén bien tiernas y las escurrimos.

2. Por otra parte, en una olla baja o sartén sofreímos en un poquito de aceite el ajo y añadimos la cebolla picada muy pequeña, a fuego bajo, para que esté tierna pero no llegue a coger color. Añadimos el jamón, el pimentón y las habas, dejamos que se sofría todo junto un minuto e incorporamos el vino blanco; subimos el fuego para que el alcohol evapore.

3. Por otra parte escalfamos el huevo en agua hirviendo durante 4-5 minutos,  cascado dentro de un paquetito de papel film.

4. Sazonamos con sal y pimienta el salteado de habas y terminamos con el huevo por encima.


Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. Lo confieso. Antes de ser madre ya estaba obsesionada con las verduras y ahora que lo soy ¡lo sigo estando!

    Mi nena es muy chica (justo hoy hace 14 meses) pero en sus purés ya le "verdureo" de lo lindo ¡tiempo tendrá para decir eso no me gusta! pero con insistencia y buena mano al final algo se comerán ¿no?

    Tu receta me gusta ¡y eso que las habas no son muy de mi devoción!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Habas son amor total, pero ahora... congeladas... ains, con lo ricas que están tiernas! Leches!

    ResponderEliminar

Instagram