Flan de café

Me rechifla el café, que ya lo sabéis. Así que os puedo decir que el flan de café que he preparado hoy es una de las estrellas en mis postres caseros, de los que más me gustan. Así que cuando recibí la Disfrutabox de este mes, con un bote de Nescafé Azera, no tuve duda. Era hora de prepararlo.

Como sabéis Disfrutabox es una caja sorpresa que contiene una cuidada selección de productos de primeras marcas, pertenecientes al ramo de la alimentación, la belleza, el hogar o el cuidado personal. Podéis recibirla cómodamente en vuestra casa cada mes, suscribiéndoos desde la página de Disfrutabox, de manera muy sencilla. Por tan sólo 15,91€ podréis probar todos los productos de la caja y después evaluarlos y obtener puntos de descuento. Además, podéis daros de baja cuando queráis, sin ningún tipo de penalización, y en un sólo clic.

Además, aunque el flan de huevo se puede preparar de muchas maneras, al baño María, en la olla rápida o al microondas. Este último es el método que he utilizado hoy; el microondas está genial para salir de apurillos en imprevistos, aunque hay que conocerlo muy bien para que nuestro flan no hierva y no pierda su textura característica.

¿Os animáis a prepararlo? 


Flan de café
Para el caramelo

  • 5 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharada de agua

Para el flan

  • 150 g de azúcar
  • 6 huevos
  • 600 ml de leche entera
  • 1 cucharada sopera de café soluble Nescafé Azera {o al gusto}


Preparación:
1. En un recipiente apto para el microondas ponemos el azúcar y el agua para el caramelo. Remover bien e introducir en el microondas a máxima potencia, a intervalos cortos y vigilando hasta que tome color dorado. Hay que tener mucho cuidado para que no se queme. Girar un poco el molde  para repartir bien el caramelo, y dejar enfriar.

2. En un bol, mezclamos el azúcar, los huevos, la leche y el café soluble. Volcar esta mezcla encima del caramelo frío.

3. Introducir en el microondas, lo mejor es cocerlo al 75% de potencia para asegurarnos de que no hierva. Hay que cocerlo con períodos de reposo intercalados: por ejemplo, ponemos en marcha el microondas 5 minutos y dejamos reposar 2 o 3. Así, hasta que el flan esté cuajado. El tiempo total dependerá del molde que utilicemos y de la potencia de nuestro microondas.

4. Dejamos reposar hasta el día siguiente antes de desmoldar, de este modo es más difícil que se rompa, y se asientan los sabores.


Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. ¡Tengo que probar a hacerlo en el microondas! De café nunca lo he hecho (aunque sí lo he probado) y seguro que en casa dura un suspiro

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy muy cafetera Montse y aún no tengo este riquísimo flan, esto hay que remediarlo, y en el microondas.....tengo que probarlo!!
    Un bst.

    ResponderEliminar

Instagram