Pan de hamburguesa

En casa somos muy fans de las hamburguesas. Las preparamos casi cada semana, ya sean de ternera, de pescado, de legumbres... Lo único que no me acaba de convencer es el pan de hamburguesa comercial, normalmente se deshace todo y acabas con toda la hamburguesa pringada en los dedos... Por eso me decidí a preparar los bollos para las hamburguesas en casa.

Os cuento, son super sencillos de preparar, no necesitan tanto amasado o precaución como otros panes caseros. Si tenéis panificadora, podéis utilizar vuestro programa de masas para amasar y levedar antes de formar los bollos. También podéis ayudaros de una amasadora {es lo que yo hago} para hacer el trabajo duro, y después dejar levedar en un sitio cálido la masa. O claro, por supuestísimo, podéis amasar a mano, que eso es mucho más desestresante, me encanta meter los dedos en la masa.

He utilizado leche semidesnatada Únicla que venía en la Disfrutabox de este mes. Como sabéis Disfrutabox es una caja sorpresa que contiene una cuidada selección de productos de primeras marcas, pertenecientes al ramo de la alimentación, la belleza, el hogar o el cuidado personal. Podéis recibirla cómodamente en vuestra casa cada mes, suscribiéndoos desde la página de Disfrutabox, de manera muy sencilla. Por tan sólo 15,91€ podréis probar todos los productos de la caja y después evaluarlos y obtener puntos de descuento. Además, podéis daros de baja cuando queráis, sin ningún tipo de penalización, y en un sólo clic.

Espero que probéis estos deliciosos panes pronto, y me lo contéis, ¡¡claro!!


Pan de hamburguesa

Ingredientes para 4 bollitos grandes o 6 medianos

  • 325 g harina de fuerza.
  • 150 ml de leche tibia semidesnatada Únicla.
  • 5g de levadura seca de panadería.
  • 1 huevo.
  • 10 g de azúcar.
  • 5 g de sal.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • agua.
  • semillas de sésamo sin tostar.



Preparación:

1. Mezclamos la harina, la sal y el azúcar. Hacemos un hoyito en el centro y le añadimos la levadura.

2. Añadimos la leche y empezamos a amasar. Una vez incorporada la leche, añadimos el huevo batido, y después el aceite.

3. Formamos una bola y dejamos reposar en un lugar cálido durante 1 hora y media, tapada con un paño.

4. Transcurrido este tiempo, sacamos el aire a la masa y formamos 4 o 6 bolas iguales; les damos forma de panecillo, tensando bien la masa, para que crezcan con buena forma.

5. Colocamos los panecillos en una fuente de horno, cubierta con papel de hornear, y los pincelamos con agua. Dejamos reposar otros 40 minutos.

6. Precalentamos el horno a 180ºC. Cuando el horno esté caliente, volvemos a pincelar los panecillos con agua {con mucho cuidado de no pincharnos, porque perderían el aire} y espolvoreamos las semillas de sésamo por encima.

7. Horneamos a 180ºC, calor arriba y abajo, durante unos 15-20 minutos, hasta que hayan tomado un tono dorado. Retiramos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


Montse NoSinMiTaper

3 comentarios:

  1. ñamñamñam!!! Pan casero forever and ever!!!

    ResponderEliminar
  2. Estos panecillos tienen mejor pinta que ninguno de los comerciales que haya visto hasta ahora ¡me guardo tu receta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Montse he visto estos panecillos y me han encantado,ahora, cada vez, que voy a comprar, me leo todas las etiquetas, haber si contienen aceite de palma y es que no hay nada más sano, que lo casero, me llevo tu receta con tu permiso que tienen una pinta genial, gracias guapa

    ResponderEliminar

Instagram