Yakisoba con verduras

Para la cocina de película de hoy, empiezo por declararme culpable. Sí. La culpa de que todos los participantes estén cocinando comida japonesa es mía (se escuchan risas malignas). El mes pasado resulté ganadora del sorteo que hizo Elena de Dulces Helens (que por cierto me envió unos regalos monérrimos) y tuve el honor de escoger la peli sobre la que íbamos a trabajar en febrero.

Reconozco que me deje llevar por el corazón, ya que "Una pastelería en Tokio" es una de mis películas favoritas. Dirigida por Naomi Kawase, no sólo nos cuenta una historia que despierta la ternura y la sensibilidad, sino que además es sencillamente preciosa. Una fotografía cuidada, un ritmo suave, una historia perfecta... ¿Quién no se animaría a preparar los dorayakis del protagonista?

Vale, ahora empiezan los problemas, porque yo ya os había contado que estoy a dieta, intentando perder unos no-tan-pocos kilos de más que se han ido acumulando a lo largo del tiempo. Así que los maravillosos dorayakis y todas las preciosuras dulces japonesas no eran opción.

Así que me decidí por unos fideos yakisoba. Yakisoba significa literalmente tallarines fritos y, aunque son originarios de China, están completamente integrados en la cocina japonesa. Se han convertido, de hecho, en una de las recetas más socorridas de la gastronomía japonesa, y es muy habitual consumirlos en los puestos callejeros que hay por todas partes. 


Pero ahora viene la novedad. No hace mucho recibí unas pastas sin gluten de Barilla para probarla, y decidí que esta era una buena oportunidad. Además llevo tiempo queriendo incluir algunas recetas sin gluten en el blog, sé que es una preocupación creciente entre las familias que tienen algún celiaco cerca. 

Dicho y hecho, sustituí los típicos fideos chinos o japoneses por estos spaghetti sin gluten, que están elaborados con maíz blanco, maíz amarillo y arroz. Definitivamente, su sabor es espectacular, nunca me lo hubiese imaginado. Había probado otras pastas sin gluten, y me resultaron gomosas y con un sabor "peculiar". La pasta sin gluten de Barilla tiene un suave sabor a maíz, super agradable, y una textura estupenda. Así que mi yakisoba quedó de lujo.

Para el acompañamiento, unas verduras salteadas, así mantienen todo su sabor y ese puntito ligeramente crujiente que me encanta. Y después de esta receta, solo puedo decir ¡¡que viva la dieta!!


Yakisoba con verduras

Ingredientes para 4 personas

  • 340 g de spaghetti Barilla sin gluten.
  • 500 g de brócoli.
  • 2 zanahorias.
  • 1 calabacín.
  • 1 cebolla.
  • un puñadito de almendras.
  • 2 cucharadas de salsa de soja {sin gluten}.
  • 3-4 cucharadas de aceite de sésamo {o de oliva}.
  • unas semillas de sésamo.

Preparación:
1. Troceamos toda la verdura en juliana fina, menos el brócoli, que lo cortamos en ramitos pequeños. Reservamos.

2. Ponemos a hervir abundante agua con sal. Cuando rompa el hervor, añadimos la pasta y dejamos cocer el tiempo que indica el envase.

3. Mientras en una sartén grande o un wok, calentamos el aceite de sésamo, y salteamos las verduras y las almendras a fuego fuerte, para que se hagan, pero queden ligeramente crujientes en el interior.

4. Una vez que las verduras estén salteadas, retiramos del fuego y añadimos la salsa de soja, removiendo para que se mezcle bien.

5. Servimos la pasta con el salteado de verduras bien caliente. Colocamos por encima unas cuantas semillas de sésamo.





Montse NoSinMiTaper

Instagram