Pudin

Si bien es verdad que en mi casa somos como limas y no suele quedar sobras de ninguna cosa {y mucho menos de un dulce}, las recetas de aprovechamiento como la que traigo hoy son una solución para esos pedazos de bizcocho, de magdalenas, de roscón, o incluso de pan que a veces quedan abandonados por las alacenas. Reconvertir algo que nadie se quiere comer en un postre de lujo. Una maravilla, sin duda.

En casa no suele sobrar nada, como ya anunciaba, así que aproveché una cajita de bizcochitos Napolitanas que venía en la Degustabox de este mes {os dejo el enlace aquí para que veáis todo su contenido}. Se trata de unos bizcochitos con una parte recubierta de chocolate y con un relleno de canela, que ha dado un sabor delicioso al pudin.

En caso de que estéis interesados en suscribiros a la Degustabox, os recuerdo que desde No sin mi taper os ofrecemos un código descuento para recibir vuestra primera caja por tan solo 9,99€ en lugar de los habituales 14,99€. Para beneficiaros de este descuento, simplemente tendréis que introducir el código XUAJW al completar la ficha de suscripción en la página web de Degustabox. Una buena oportunidad para probar esta caja sorpresa de productos de alimentación.


Pudin

Ingredientes:

  • 4 huevos.
  • 1/2 litro de leche.
  • 120 g de azúcar.
  • 100 g de bizcochitos Napolitanas {o magdalenas, roscón, bizcocho, pan...}.
  • 3 o 4 cucharadas de caramelo.


Preparación:

1. Precalentamos el horno a 200ºC. Caramelizamos el molde {tipo plumcake} y reservamos.

2. Con ayuda de una batidora o unas varillas, mezclamos los huevos, el azúcar y la leche.

3. Colocamos los bizcochitos en el fondo del molde sobre el caramelo. Echamos por encima la mezcla del flan. Colocamos el molde en una fuente apta para horno grande y llenamos con agua hirviendo. Introducimos en el horno.



4. Bajamos la temperatura a 180ºC, y dejamos el pudin en el horno aproximadamente 30-35 minutos, hasta que esté cuajado. Podemos comprobarlo pinchando el pudin con una brocheta de madera y viendo si sale limpia.

5. Dejamos enfriar completamente, al menos dos o tres horas para que se asiente bien, y después desmoldamos con cuidado.



Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. Menuda pintaza más deliciosa tiene tu puding...seguro que ya no queda para llevarme un trocitín...
    Las napolitanas bizcochitos que has usado también tienen que estar ricas ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los pudings!!!! De pequeña tenía un osito que se llamaba Mister Pudding, jajaja Es un postre como antiguo, no? Tiene sabor de antes... cualquiera diría que soy una vieja rapatánia XD XD XD
    El caramelo lo haces o es de sobre? Tiene una pinta buenisssssima!
    Un petó

    Blanca

    ResponderEliminar

Instagram