Galletas 3-2-1

Último domingo de mes. Día de enfundarse el pasamontañas, ponerse el traje de ninja y asaltar alguna cocina desvalida. Sí, señores, ha llegado la hora del Asaltablogs...

Este mes era el turno de asaltar a Elena de Mrmlada. Para mí no sólo fue un placer entrar en su cocina y hojear sus recetas por lo maravillosas que son, sino que también fue un placer porque Elena es una de esas personas bonitas que hay en mi vida 2.0, de esas que da gusto tener bien cerquita. Así que, no voy a obviar deciros que os paséis por su blog, os hagáis muy muy fans, porque también vosotros le robaréis más de una receta, porque merecen la pena. Y además, es todo taaaaaaan bonitoooooo!!

El otro día ya le robé una rica Crema de boniato, así que hoy, y a pesar de la dieta, le robé una receta de galletas de esas que son más fáciles imposible. Las galletas 3-2-1, con sólo tres ingredientes sencillos, que resultan ser una auténtica delicia. Así que, sin más dilación, nos ponemos manos a la obra.


Galletas 3-2-1
Ingredientes:
  • 300 g de harina.
  • 200 g de mantequilla.
  • 100 g de azúcar.
  • un par de cucharadas de azúcar y 1/2 cucharadita de canela para rebozar las galletas.



Preparación:
1. Ponemos todos los ingredientes en un bol y amasamos (¡¡con las manos!!) con cariño, hasta que todos se hayan integrado y formen una masa homogénea.

2. Precalentamos el horno a 180ºC.

3. Dividimos la masa en porciones del tamaño de una nuez y formamos bolitas, que disponemos en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado. Hay que dejar suficiente espacio entre ellas, ya que se expanden con el calor del horno. Aplastamos las bolitas ligeramente con el tenedor, para darles forma (esta parte a mí no me salió tan bien como a Elena).

4. Introducimos en el horno a 180ºC durante unos 15 minutos (ya sabéis, nadie conoce vuestro horno mejor que vosotros) o hasta que estén ligeramente doradas.

5. Aún calientes, las pasamos por una mezcla de azúcar y canela, y las dejamos enfriar sobre una rejilla.


Montse NoSinMiTaper

Instagram