Castañas en almíbar

De nuevo llega el reto Color y Sabor de temporada, organizado por Pilar Monge, desde Postres Originales. En esta ocasión, uno de los ingredientes escogidos, la castaña, es uno de mis favoritos del mundo mundial, así que no tuve duda ninguna... Además, se acercan las Navidades, y este dulce suele estar presente en mis mesas de celebración.

Las castañas en almíbar combinan genial con dulce y con salado (combinan de maravilla con asados de carne, por ejemplo). Se pueden embotar para conservar todo el año, o para hacer unos regalos monérrimos a vuestros amigos. Y son fáciles, muy fáciles de preparar. Eso sí, las calorías, por dios, ni contarlas... Pero son un bocado taaaaan exquisito...

Como os decía, son muy fáciles de preparar, pero necesitan un poquito de paciencia a la hora de pelar las castañas, porque además, conviene pelarlas calientes. En frío no saldrá bien toda la piel sin romper las castañas.

No dudéis en prepararlas, estoy segura de que le sacaréis mucho partido en las venideras fiestas navideñas... 


Castañas en almíbar

Ingredientes:

  • 1 kg de castañas.
  • 500 ml de agua
  • 1 kg de azúcar.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 1 palito de canela.


Preparación:


1. Quitamos cuidadosamente la piel exterior de las castañas con ayuda de un cuchillo afilado. No es una tarea difícil pero sí laboriosa.

2. Ponemos las castañas en una cazuela, cubiertas de agua fría. Llevamos a ebullición y, cuando hierva, contamos 15 minutos y retiramos del fuego. Dejamos las castañas en el agua, si se enfrían será imposible pelarlas. Las pelamos con sumo cuidado para que no se rompan. Reservamos.

3. En un cazo ponemos a calentar el azúcar, el agua, el zumo de limón y el palito de canela. Tenemos que formar un almíbar denso. Cuando esté listo introducimos en él las castañas, despacio, con ayuda de una cuchara para evitar que se golpeen y se rompan. Dejamos hervir muy suave unos 10 minutos y retiramos del fuego.

4. Dejamos enfriar el almíbar sin quitar las castañas. Cuando esté templado, podemos pasar a un bote de cristal. 

5. Para que nuestros botes cierren al vacío, debemos ponerlos en una tartera grande con un trapo en el fondo, cubiertos por agua un par de dedos. Una vez que rompa a hervir, dejamos que hiervan unos 15 minutos, retiramos del fuego y dejamos que se enfríen sin sacarlos del agua. Cuando el agua se haya enfriado, secamos los botes, etiquetamos y reservamos en un lugar oscuro.



Reto Color y Sabor de Temporada

Montse NoSinMiTaper

10 comentarios:

  1. Las adoro. Cubiertas de chocolate... urfffssss.... (puestos a no contar calorías, no las contamos, no?) que cosa más rica...

    ResponderEliminar
  2. Que cosa tan rica, pero lo de pelarlas no tengo yo paciencia, me las cargaría....igual preparo menos cantidad...
    besis

    ResponderEliminar
  3. Qué buena idea lo de los regalos monérrimos!!! Me la apunto, gracias.
    Bss.
    Cristina

    ResponderEliminar
  4. seguro que están riquísimas ¡¡¡¡ un besote

    ResponderEliminar
  5. Yo no soy muy de castañas Montse, pero lo de hacerlas en almíbar y regalarlas me ha parecido una idea genial!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  6. ohhh pero que buenas, estoy tentada de prepararlas en tarritos pequeños para probarlas de cuando en cuando, esto es golosería pura jejeje siii. beesss

    ResponderEliminar
  7. Hola Montse, me encantan, son perfectas para conservar y para tenerlas disponibles durante mucho tiempo, muy buena receta :) besos!!

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, es una receta ideal para las navidades. Te la copio. Besos

    ResponderEliminar
  9. Una receta básica que espero hacer en breve. Por suerte aquí en Chile pude encontrarlas en almíbar para poder hacer la receta, pero desde luego que no hay nada mejor como hacer las cosas de forma casera. Un beso

    ResponderEliminar

Instagram