Trifle de limón

Los días 20 son días de Desafío en la Cocina. En octubre, nos toca desafío dulce, y la desafiadora de este mes, Rocío, de Chismes y Cacharros, ha escogido un postre sencillo y que da muchísimo juego: el trifle. 

El trifle es un postre típico de la cocina anglosajona, a base de crema, frutas y bizcocho, que se disponen en capas en un recipiente. La primera referencia escrita a estos postres data de 1596, así que vemos que se trata de un postre muy antiguo. Quizás su origen fuese algún bizcocho que se había quedado reseco y al que se buscó salida combinándolo con algunas frutas y nata aromatizada. 

Es un postre que ha evolucionado con los tiempos y nos ofrece multitud de posibilidades y combinaciones. Además, no necesita horneado (si evitamos el paso de hornear nuestro propio bizcocho), con lo que es apropiado para cualquier época del año. Como decía, si no queremos hornear un bizcocho a propósito para este postre, podemos utilizar un bizcocho comprado, unas galletas o unas soletillas troceadas.

Ya tenía en el blog un trifle de fresas preparado de un modo mucho más rápido, apto para esos días que no queremos liarnos demasiado en la cocina, así que esta vez me tomé el desafío muy en serio y decidí hacer todos los pasos caseros. Un bizcocho de limón, un delicioso lemon curd que ya utilicé para la mousse de lemon curd tan cuqui que os preparé una vez y un poquito de nata para suavizar el limón.

Imperdonable no repetir.


Trifle de limón

Ingredientes:

Para el bizcocho de limón

  • 115 g de mantequilla {a temperatura ambiente}.
  • 200 g de harina.
  • 90 ml de leche entera.
  • 40 ml de zumo de limón.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1/2 cucharadita de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos.

Para el lemon curd

  • 250 g de azúcar.
  • 2 huevos y 2 yemas.
  • 2 cucharaditas de maizena.
  • 120 ml de zumo de limón.
  • 85 g de mantequilla en dados.



  • 200 ml de nata para montar.
  • 3 cucharadas de azúcar glas.


Preparación:

El bizcocho
1. El bizcocho conviene prepararlo el día anterior, para que se enfríe y se asiente. 

2. En una taza, mezclamos la leche con el zumo de limón. Reservamos.

3. Precalentamos el horno a 180ºC. En un recipiente, tamizamos los ingredientes secos: harina, sal, levadura y bicarbonato sódico.

4. En un bol, batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que tenga una textura esponjosa, como un helado y haya blanqueado.

5. Añadimos los huevos uno a uno, incorporando bien uno antes de añadir el siguiente.

6. Incorporamos alternando una parte de los ingredientes secos y una parte de la leche con limón que habíamos reservado. Mezclamos todo muy bien.

7. Untamos un molde rectangular con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Vertemos en él la masa, e introducimos en el horno durante 50-60 minutos. Cuando al pincharlo con una brocheta esta salga limpia, el bizcocho estará listo.

8. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

El lemon curd

1. También conviene prepararlo el día anterior, y una vez listo lo reservamos en la nevera, cubierto con papel film justo sobre la superficie de la crema, para que no forme costra.

2. Mezclamos el azúcar con la maizena. Añadimos los huevos y las yemas, y mezclamos muy bien con ayuda de unas varillas, para que no se formen grumos. Incorporamos el zumo de limón y volvemos a mezclar. 

3. Por último, añadimos la mantequilla en dados y llevamos al fuego. Calentamos a fuego medio hasta que la mantequilla se haya derretido y la crema espese; ha de tener la consistencia de una crema pastelera.

4. Vertemos en un bol, tapamos con papel film y reservamos en el frigorífico hasta el momento de montar el postre.

Montaje del postre

1. Montamos la nata líquida con ayuda de unas varillas. Cuando esté semimontada le añadimos el azúcar glas y terminamos de montar; ha de estar bien firme para que aguante el peso de las capas.

2. En unos vasitos de cristal, para que se vean bien las capas del postre, alternamos capas de bizcocho, lemon curd y nata montada. Repetimos. La capa superior de nata se puede disponer a modo de decoración.


Id cogiendo una cucharita, no podéis quedaros sin probar todos los maravillosos trifles que han preparado los compañeros de Desafío en la Cocina. Y por supuesto, ¡¡nos vemos el próximo mes con un desafío salado!!


Montse NoSinMiTaper

6 comentarios:

  1. Uuummmmmmmmm por que no puedo que si no te dejaba todos los vasitos requetelimoios me pierden los postres con limon y sobretodo el limon curd asi que este postre es de mis favoritos ,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Woooow!!. Una mezcla de sabores que tienen que estar rico, rico. Los postres con limón me gustan mucho.
    Bsts

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa . Vaya pedazo de triflle que nos has dejado , yo todavia estoy babeando solo de ver las fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un aspecto increíble! Seguro que estaba delicioso. Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Este trifle es ideal para mi hijo, es un fanático de todo lo que lleve limón...me lo voy a guardar porque se lo voy a hacer para su cumple!! Una delicia niña!! Besitos.

    ResponderEliminar

Instagram