Ossobucco a la milanesa {en cocotte}

"Ossobucco" quiere decir literalmente "hueso hueco", en referencia a las piezas de jarrete o morcillo con hueso que se utilizan para elaborar este plato. Es una receta tradicional de Italia, principalmente de la zona de Milán, que debe elaborarse a fuego lento, y para esto nada mejor que utilizar nuestra cocotte Simogas.

Se trata de una auténtica delicatessen que, sin embargo, es muy sencilla de preparar y además, muy económica. Se suele acompañar de un risotto, en este caso yo he preparado un risotto al azafrán con queso parmesano, pero podría servir cualquier otra preparación de vuestro gusto. 

Como os anunciaba, este tipo de carnes suelo prepararlas en la cocotte, ya que este tipo de ollas no sólo me permiten empezar la preparación sobre la placa de la cocina y terminarla en el horno (muy muy despacio) sino que además aseguran una cocción uniforme y que no se pierdan los jugos durante la cocción. Si esto sucediese, la carne nos quedaría seca y correosa.

Cuando preparéis el ossobucco os recomiendo encarecidamente que hagáis acopio de un par de barras de pan, la salsa es sencillamente deliciosa y no podréis pasar sin hacer barquichuelas...


Osobuco a la milanesa {en cocotte}

Ingredientes para 4 personas

  • 4 cortes de osobuco.
  • sal.
  • pimienta negra molida.
  • nuez moscada.
  • harina.
  • aceite de oliva.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 ramitas de apio.
  • 2 zanahorias.
  • 1 ramita de romero fresco.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • caldo.
  • 25 g de salsa de tomate casera {receta aquí}


Preparación:

1. Enciende el horno a 180ºC, para que se vaya calentando mientras preparamos el guiso.

2. Pon en la cocotte un chorrito de aceite de oliva. Salpimenta los cortes de carne, y ponles un poquito de nuez moscada. Pásalos por harina, sacudiendo el exceso. 

3. Dora la carne en la cocotte bien caliente, tiene que estar bien sellada y dorada, unos 6 minutos por cada lado. Cuando esté dorada, retira la carne de la cocotte y resérvala.

4. En el mismo aceite dora las verduras picadas de forma regular: la cebolla, la zanahoria, el apio, y el ajo. Añade la ramita de romero fresco y la hoja de laurel. Sofríe despacio, que se poche muy bien, unos 15 minutos. Cuando estén listas, añade la salsa de tomate, dale una vuelta y añade el vino.

5. Deja cocer unos minutos para que se evapore el alcohol del vino. Vuelve a poner la carne en la cocotte y cubre con caldo. 

6. Cuando recupere el hervor, tapa la cocotte y trasládala al horno. Ha de cocinarse durante unas dos horas, hasta que esté muy tierna. 

7. Cuando esté lista, podemos pasar la salsa por el chino o por la batidora para que no tenga tropezones.

8. El acompañamiento ideal para esta carne es un risotto, preparado con azafrán y queso parmesano.


Montse NoSinMiTaper

3 comentarios:

  1. Que buenisimo Montse, nos encanta y ya hace tiempo que no lo preparo, para mi el acompañamiento ideal, bsss

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el osobuco, y este tuyo tiene una pintaza. Me entraron ganas de prepararlo.

    Biquiños.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que empiezan a apetecer platos calentitos y reconfortantes, y dan ganas de empezar a guisar cosas...

    ResponderEliminar

Instagram