Marmitako de bonito {en cocotte}

El marmitako es una receta tradicional del norte de España, concretamente del País Vasco. Es una receta de origen humilde y popular; era un guiso que preparaban los pescadores en alta mar, mientras faenaban a la captura del preciado bonito del norte. La marmita era una olla de metal con tapa, uno de los pocos enseres que se llevaba en los barcos, y es de aquí de donde proviene el nombre de este plato.

Los cocineros de los barcos no sólo disponían de pocos enseres sino además de escasos ingredientes para dar de comer a toda la tripulación del barco. Así, con unas patatas, alguna hortaliza que se conservase bien, y lo que el propio mar proporcionaba, se elaboró un plato sencillo y sabroso, capaz de hacer entrar en calor a los marineros en medio de la más feroz tormenta.

El final de la primavera y todo el verano son la mejor época para consumir este preciado pescado azul, ya que es lo que dura su temporada, y por tanto estará a precio más asequible en nuestras pescaderías, aunque el marmitako también admite otros pescados como el salmón o la caballa.

La cocotte de hierro fundido, al ser tan parecida a las originales marmitas de los barcos, es la mejor manera de preparar un buen marmitako. Nos aseguramos una cocción a fuego lento, la conservación de todos los sabores, que se unen al terminar la receta en uno de los platos estrella de la gastronomía vasca.

Si os interesa adquirir una cocotte, echadle un vistazo a la tienda online de Simogas, sus cocottes no sólo son de una calidad excelente, sino que además sus precios son imbatibles.


Marmitako de bonito {en cocotte}

Ingredientes para 4 personas

  • 1 lomo de bonito del norte (aproximadamente 750 g).
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1 zanahoria.
  • 75 g salsa de tomate casera {mi receta} o la pulpa triturada de un tomate.
  • la pulpa de un pimiento choricero.
  • 3-4 patatas grandecitas.
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • caldo de pescado.
  • sal.
  • aceite de oliva.


Preparación:

1. Para extraer la pulpa del pimiento choricero debemos ponerlo a remojo en agua templada, al menos con 45 minutos de antelación. Por tanto este es el primer paso que debemos dar. Cuando está blandito, retiramos la pulpa que está pegada a la piel con ayuda de un cuchillo y le quitamos las semillas también. Reservamos.

2. Picamos finas las verduras: la cebolla, el ajo, el pimiento rojo y verde y la zanahoria. Calentamos un chorrito de aceite de oliva en nuestra cocotte y rehogamos las verduras despacito, sin que se doren, de 10 a 15 minutos.

3. Cuando están bien rehogadas, añadimos la salsa de tomate o la pulpa triturada de tomate y dejamos que se haga unos minutos más. 

4. Añadimos la pulpa del pimiento choricero y el vino blanco. Dejamos que reduzca, hasta que se haya evaporado casi todo el líquido.

5. Mientras tanto, pelamos las patatas y las cascamos, para que ayuden a espesar la salsa. Las añadimos a la cocotte, cubrimos con caldo de pescado, sazonamos al gusto, y dejamos cocer unos 25 minutos, a fuego muy suave. 

6. Cuando las patatas están listas, apagamos el fuego. Añadimos el bonito cortado en tacos grandes, sin piel ni espinas y dejamos que se cocine con el propio calor del guiso {las cocottes de hierro fundido conservan muchísimo calor}, así evitaremos que se pase de punto y nos quede reseco.


Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. Que ricoooo... me gustan tanto las patatas como el bonito y es que esta de muerteee... bsss

    ResponderEliminar
  2. Yo soy muy pero que muy fan del marmitako, pero en verano soy incapaz... me lo reservo para cuando haga un poco más de fresquete!

    ResponderEliminar

Instagram