Salmorejo cordobés

El salmorejo cordobés es uno de mis platos favoritos, viviría únicamente de salmorejo. Me rechifla. Tan fresquito, tan sabroso. Este verano, tan caluroso como atípico por el norte, está siendo uno de mis platos de cabecera. Como entrante o aperitivo, va de fábula; además, es muy fácil de preparar y muy económico.

En casa lo solemos acompañar de dos maneras: yo, en modo clásico, con huevo picado y jamón serrano. Mi marido, con un poco de queso semicurado rallado por encima. Reconozco además que suele picar el ajo, que me gusta un montón... 

Si no lo habéis probado nunca, os lo recomiendo de corazón, cosa rica el salmorejo este...



Salmorejo cordobés

Ingredientes para 4-6 personas

  • 1 kg de tomates maduros.
  • 200 g de pan.
  • 150 g de aceite de oliva.
  • sal.
  • 2 dientes de ajo.
Para acompañar:
  • huevo cocido picado.
  • jamón serrano picado.
  • queso semicurado rallado.



Preparación:

1. En la batidora de vaso, trituramos los tomates cortados en cuartos. A mí me gusta después pasarlo por el chino, para retirar posibles restos de semillas y pieles. Una vez colado, vuelvo a poner este puré de tomate en el vaso de la batidora.

2. Añadimos el pan en trozos pequeños. Dejamos reposar con el puré de tomate unos 15 minutos, para que se vaya ablandando.

3. Añadimos la sal y los dientes de ajo y volvemos a triturar todo junto. Entonces, añadimos el aceite de oliva y volvemos a triturar hasta que nuestro salmorejo tenga una textura uniforme y un bonito color anaranjado.

4. Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

5. Servimos bien frío, acompañado de lo que más nos guste. Lo tradicional es huevo duro y jamón serrano picado, aunque en casa gusta mucho ponerle un poquito de un buen queso rallado por encima.



Montse NoSinMiTaper

Instagram