Langostinos {a la plancha} con salsa romesco

La salsa romesco es típica de Cataluña, concretamente de la zona de Tarragona. Aunque, como suele ocurrir con los platos tradicionales y populares, existen tantas versiones de salsa romesco como cocineros, las diferencias no suelen ser sustanciales de una receta a otra. De sabor ligeramente picante, combina a la perfección con pescados y mariscos a la plancha, aunque también se usa para acompañar a los típicos calçots catalanes.

Cuentan que nació en los ambientes marineros, allá por el siglo XV, cuando Cristóbal Colón trajo de América los típicos pimientos que se utilizan para hacer el romesco {si no encontráis, lo sustituís  por pimiento choricero o por ñora, como hago yo}.

Esta salsa resulta ideal para acompañar unos langostinos a la plancha, tan sencillos de preparar, y darles un toque diferente. La salsa podemos tenerla lista con antelación, reservándola en la nevera hasta la hora de servir.

Con los langostinos la única precaución que os aconsejo es escoger un tamaño no demasiado grande; estos últimos necesitan más tiempo sobre la plancha, y corremos el riesgo de que se nos queden más secos. Además, como siempre, os recomiendo cuidar la calidad del producto, así aseguraremos el buen resultado de nuestra receta.


Langostinos {a la plancha} con salsa romesco

Ingredientes {para 4 personas}

  • 1 kg de langostinos de tamaño medio.

Para la salsa romesco:

  • 1 tomate maduro grande.
  • 3-4 dientes de ajo.
  • 1 pimiento choricero o ñora.
  • 15 g de almendras tostadas {o mitad almendras y mitad avellanas}.
  • 1 rebanada pequeña de pan tostado.
  • 125 g de aceite de oliva.
  • 50 g de vinagre.
  • 1/2 cucharadita de pimentón rojo dulce.
  • una pizca de pimienta cayena molida.
  • sal.


Preparación:

1. En primer lugar tenemos que rehidratar la ñora. Para ello, debemos tenerla en remojo unas 4 horas. Cuando se haya rehidratado bien, le retiramos las pepitas, raspamos la carne de la piel con el dorso de un cuchillo y reservamos esta carne de ñora.

2. Con anterioridad también debemos asar el tomate y los ajos, en el horno precalentado a unos 200ºC, durante unos 15 minutos. Una vez asados y templados, retiramos la piel de los tomates y de los dientes de ajo. Para acortar tiempos, podemos utilizar el microondas; pondremos 2 minutos los ajos y 4 minutos los tomates, haciéndoles un corte en la piel para que no estallen. 

3. Una vez que los tomates y los ajos se hayan enfriado, ponemos todos los ingredientes en un vaso de batidora y trituramos bien a nuestro gusto.

4. Conviene que vayamos probando la salsa y rectificando de sal, aceite, vinagre y cayena. Reservamos.

5. Por último, poco antes de servir nuestro plato, precalentamos la plancha Simogas Rainbow Electric a 225ºC. Ponemos una capa fina de aceite sobre la plancha y colocamos sobre ella los langostinos. Los cocinamos a fuego fuerte, de forma breve, para que no se sequen por dentro, unos 2 minutos por cada lado.

6. Servimos los langostinos bien calientes, acompañados de la salsa romesco.


Montse NoSinMiTaper

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram