Zeppole di San Giuseppe

El Desafío en la Cocina de este mes, justo antes de tomarnos unas vacaciones veraniegas para tomar fuerzas, vino cargado de sorpresas. Varios equipos, cada uno capitaneado por una de las participantes con más solera en el Desafío. Cada equipo, un delicioso dulce en formato individual.

Mi equipo, capitaneado por Lidia, del blog Les Punyetetes de la Li, debía elaborar Zeppole di San Giuseppe, un dulce italiano típico del día del padre. Se trata de una especie de rosquillas, elaboradas con masa choux que se fríen y espolvorean con azúcar.

La antigua tradición dice que cuando San José huyó a Egipto con María y el Niño, tuvo que vender estos bollos para mantener a la familia, así que es por esta razón que se hacen el 19 de marzo, San José, en honor a todos los padres.

Son muy muy tradicionales, aunque también es cierto que cada región tiene su propia variante; se hacen incluso con diferentes rellenos, aunque yo me he decantado por una versión tradicional con crema pastelera.

Aprovechando algunos de los ingredientes que venían en la Degustabox del último mes, le di un toque especial en la decoración a estos Zeppole, que han quedado preciosos con estas gominolas en forma de corazón de Haribo Toppings.

Además, para la crema pastelera utilicé la leche entera Únicla de Feiraco, que es de excelente calidad, por lo que la crema quedó buenísima. Uno de los secretos para tener éxito entre fogones es, sin duda alguna, utilizar los mejores ingredientes; sólo así podremos tener los mejores resultados.

Además os recuerdo que si queréis recibir vuestra Degustabox en casa, sólo para los lectores de No sin mi taper, tenemos un código descuento que os permitirá recibir vuestra primera caja por tan sólo 9,99€. Simplemente tenéis que ir a Degustabox e insertar el código XUAJW al suscribiros y en breve podréis disfrutar de productos como estos que venían en la última caja, nunca dejan de sorprenderme.


Zeppole di San Giuseppe

Ingredientes
Para la masa:

  • 250 ml de agua.
  • 70 g mantequilla.
  • 45 g de azúcar.
  • 3 huevos medianos.
  • 150 g de harina.
  • una pizca de sal.

Para la crema pastelera:

  • 340 ml de leche entera Únicla.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 90 g de yemas de huevo.
  • 45 g de azúcar.
  • 40 g de maizena.
  • 50 g de mantequilla {a temperatura ambiente}.

Para decorar:




Preparación:

1. En primer lugar preparamos la crema pastelera para el relleno, así le damos tiempo a que enfríe. En un cazo ponemos a calentar la leche con la vainilla. Mientras, en un recipiente mezclamos bien las yemas de huevo con el azúcar y la maizena, con cuidado de que no queden grumos. Cuando la leche esté a punto de hervir, retiramos del fuego. Ponemos la leche poco a poco en las yemas, removiendo bien, para que no se cuajen las yemas. Volvemos a poner todo junto en el cazo y dejamos cocer a fuego suave hasta que espese. Pasamos la crema a un bol limpio, dejamos templar un poco y le incorporamos la mantequilla a dados, mezclando hasta que esté totalmente incorporada. Tapamos la crema pastelera con papel film sobre la superficie y reservamos en la nevera.

2. Vamos con la masa choux. En una cacerola al fuego ponemos el agua, el azúcar, la sal y la mantequilla cortada en trocitos. Cuando rompa a hervir, volcamos toda la harina de golpe en la cacerola, mezclando rápidamente con una espátula. Retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que la masa forme una bola y se separe de las paredes de la cacerola.

3. Ponemos esta bola en un recipiente y dejamos templar un poco. Entonces le vamos añadiendo los huevos, ligeramente batidos, uno a uno. Es importante no añadir el siguiente huevo hasta que el anterior esté bien incorporado.

4. Introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla rizada. Sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado vamos haciendo una especie de rosquillas. Calentamos un cazo con abundante aceite de girasol.

5. Cortamos el papel de horno en porciones individuales con cada rosquilla, y las vamos poniendo en el aceite caliente a freír con el papel, así no las tocamos con los dedos. Cuando el papel se suelta lo retiramos. Es importante que el aceite no esté demasiado caliente, para que las rosquillas se hagan por dentro y no se doren demasiado pronto.

6. Retiramos del aceite y las ponemos primero sobre un papel absorbente y después en una bandeja de horno.

7. Llevamos todas las rosquillas al horno, que habremos precalentado a 180ºC, durante unos 10 minutos. Dejamos enfriar las Zeppole sobre una rejilla, rellenamos el hueco del medio con la crema pastelera, espolvoreamos con azúcar glas y decoramos.

Fuente de la receta: Bavette


Recordad que si queréis disfrutar de todas las recetas que han preparado los demás participantes en el Desafío, simplemente tenéis que pinchar en este enlace. ¡¡Las buenas recetas están aseguradas!!


Montse NoSinMiTaper

8 comentarios:

  1. Que bien aprovechado todo!! te han quedado unas rosquillas de lo más chulas!!Bs.

    ResponderEliminar
  2. Que chulos te han quedado los zipotes, jajajaja, ha sido un desafió muy divertido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que ricos, además les has puesto corazón...
    Besitos....

    ResponderEliminar
  4. Que postre tan bonito! Se ve riquísimo. Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Que chulos con esos corazones, que desafío más rico, feliz verano bst

    ResponderEliminar
  6. Qué bonitas te han quedado, tiene una pinta estupenda, para comerse unos cuantos. Un besito,
    El baúl de las delicias

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta tienen estas pastas,besos!y aprovenchado todos los recursos!!

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado genial. .Me ha encantado tu post, felicidades por tu bloc, tienes cosas muy ricas y interesantes.Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar

Instagram