Huevos escoceses

Con esta receta participo en el sorteo de Las Delicias de Isabel patrocinado por Lékué. Porque si mi querida Isabel organiza un sorteo... ¿cómo podría yo resistirme? Lo verdaderamente complicado fue escoger una receta entre las maravillas de su blog para presentar al sorteo... Y entonces aparecieron en mi vida unos huevos de codorniz, y se disiparon todas las dudas...

Aunque ya había preparado huevos escoceses alguna vez en casa, confieso que con huevos de gallina no es lo mismo, para mi gusto se hacen secos y difíciles de comer. Pero con estos mini huevos, son una  pura delicia!! Así que, le copié todo, todo y todo a Isabel, ¡¡y triunfé!!

Isabel acompaña estos huevos escoceses con una deliciosa salsa de mostaza y miel; yo para ocultar a mis hijos mis oscuras intenciones, decidí poner la mostaza en la carne, para aportar el sabor y que no protestasen. Ese fue el único cambio que hice a la receta; os dejo el enlace de Las Delicias de Isabel, por si os apetece preparar esa salsa, aquí.

Si queréis participar en su fantástico sorteo, tenéis tiempo hasta el día 27 de abril, así que, venga, pasaos por su página, escoged receta ¡y a cocinar!


Huevos escoceses

Ingredientes:
  • 18 huevos de codorniz.
  • 1/2 kg de carne de ternera picada.
  • pan rallado.
  • 2 huevos, para rebozar {estos, de gallina}.
  • aceite de oliva.
  • sal y pimienta.
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon.



Preparación:

1. Lo primero es cocer los huevos de codorniz. Esto, es un visto y no visto, hay que estar muy pendiente, entre 3 y 5 minutos, según el punto que os guste. Cuando pase el tiempo, pasadlos inmediatamente por agua fría para detener la cocción.

2. Armados de paciencia, pelamos los huevitos, todos, con cuidado de no dejar trocitos de cáscara.

3. Salpimentamos la carne, le ponemos la cucharadita de mostaza y mezclamos bien.

4. Vamos tomando pequeñas porciones de carne en la mano, las extendemos como si fuesen unas tortitas, y envolvemos los huevitos uno a uno, con la carne, formando una especie de albóndiga con el huevo en el interior.

5. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite.

6. Pasamos los huevos escoceses por huevo batido y pan rallado, como si fuesen croquetas, y los freímos en abundante aceite. Retiramos a un plato con papel absorbente, para eliminar el excedente de aceite.







Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. Mmm, que aperitivo más bueno! con una caña bien fresca, roza la perfección!

    ResponderEliminar
  2. Mi niña muchas gracias por participar!! Siento no haber pasado antes por aquí, he estado todo el finde de parranda jejeje. Mucha suerte Montsiña mia :)

    ResponderEliminar

Instagram