Pimientos confitados

La loca del taper ha vuelto. Ayer mismo me daba cuenta que llevo mucho tiempo sin contaros mis historias, he estado algo así como presente pero ausente. Sé que me vais a perdonar, una ya tiene una edad, en cuanto se pasan los dieciocho es todo cuesta abajo... Esta temporada que estuve preparando exámenes ha sido mentalmente agotadora, y aunque he seguido publicando mis entraditas, no tenía energía mental para las divagaciones. 

Pero ¡¡que no cunda el pánico!! Si las autoridades pertinentes son favorables, creo que ya no tendré que hacer más exámenes en una temporadita... Cosa que no sólo me congratula, sino me alivia sobremanera... Reconozco que he llegado a pensar que sería superior a mi capacidad cerebral, cada cosa tiene su edad, y cuando una está ahí, al filo de los cuarenta (música de peli de miedo, chan-chan chan-chan chan-chan), estudiar no es algo demasiado viable. 

Lo que éramos y en lo que nos hemos convertido, como se estropean las neuronas con los años... No es por presumir (bueno, sí, un poco), pero si yo era una niña de notables y sobresalientes, una de esas chaponcillas asquerosas (con gafas y todo), de esas que estudiaban el día anterior y sacaban un 9,75 en el examen... Sí, señores, pues en estos meses he sudado tinta china... ¡¡Ains qué mala es la edad!!

Pero bueno, parece que el temporal ha pasado y ya me puedo dedicar en alma, más que en cuerpo, que el cuerpo lo tengo al servicio de la familia, a esta mi casita virtual, a este rinconcito lleno de amigos en el que tanto me gusta estar...

Así que... ¿estáis listos? Pues que nadie se pierda que nos vamos... 

Hoy os dejo esta recetita muy fácil muy fácil, y muy resultona, que a mí me encanta combinar con tostaditas de queso, o con carnes a la plancha. Son unos pimientos confitados, podéis prepararlos con la Thermomix, o en una cazuela de toda la vida. Yo siempre tengo un botito de esto en la nevera, así que con que me traigáis una botellica de vino ya estamos listos para el aperitivo... 


Pimientos confitados

Ingredientes:

  • 500 g de pimientos rojos, ya limpios.
  • 250 g de azúcar.
  • 50 ml de vinagre de manzana.
  • 50 ml de agua.


Preparación:

1. Cortamos los pimientos en tiras muy finitas.

2. Ponemos todos los ingredientes en una tartera, o en el vaso de la thermomix.

3. Si lo hacemos en la thermomix, programamos 40 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Si lo hacemos en nuestra tartera, la ponemos a fuego medio durante unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando.

4. Pasado este tiempo, probamos un pimiento, ha de estar blandito. Si es necesario lo cocemos un poquito más.

5. Lo guardamos en un bote hermético, y cuando se enfríe, a la nevera. Aguanta un montón de días, aunque también lo podemos envasar al vacío, como si fuese mermelada.



Montse NoSinMiTaper

4 comentarios:

  1. La confitura de pimientos rojos siempre nos ha gustado mucho, y como tú dices, en unas tostadas de queso o con carne está muy rico.
    Lo de estudiar también lo entiendo, se nos van "oxidando" los resortes del cerebro y cuenta volverlos a poner en marcha. De todas formas, mira como al final conseguiste lo que buscabas!!

    ResponderEliminar
  2. Ayyy Montse si solo se notara en los estudios??? Madre si es que se nota en todito jajaja

    Oye estos pimientos están que quitan el sentio!! Me parecen geniales para una carne a la brasa ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Los estoy saboreando sobre una tosta con queso de cabra caliente...por favor...

    Por cierto....estu¿que?

    ResponderEliminar
  4. Anda mujer, ni que fueras Matusalén... ¡¡Qué leches, si estás divina de la muerte!!
    Yo soy menor que tu, pero estudio por temporadas y si es verdad que cada vez cuesta un poquito más, pero todo influye (falta de costumbre, pereza, disposición...), y no sólo la edad... Todo es ponerse.
    Por cierto, me pierden los pimientos confitados, sobretodo combinados con queso, así que yo pongo el vino :)
    Un beso grande guapa.

    ResponderEliminar

Instagram