Sopa de la Huerta

Las sopas de verduras son reconfortantes. Para el cuerpo y para el alma. Son eso que yo identifico con esa cosa que llaman el slow food. Una sopa de la huerta que hace ralentizar el ritmo de la vida, para disfrutar de las cosas sencillas, de lo que nos rodea.

A veces me da la sensación de que queremos complicarnos tanto, buscar tan lejos de nosotros la felicidad, que es eso mismo lo que nos impide encontrarla. Cierra los ojos. Disfruta el momento que tienes. Hazlo tuyo, ese instante que se escapa. Respira. Vive.

Esta sopa es de esos platos que me hacen volver a los orígenes, a la cocina sencilla y familiar que tan feliz me hace. Me gusta la comida exótica, claro que sí, es un modo de viajar desde mis fogones. Pero esta es la comida de lunes a viernes. La cenita que me está esperando cada noche para entrar en calor en los largos y oscuros días de invierno.

Para hacer una sopa de la huerta, sólo tenéis que abrir la puerta de la nevera e ir sacando las verduritas que han ido quedando perdidas en los cajones o lo que tengáis en el congelador: una zanahoria, un trozo de calabacín, medio pimiento, unos guisantes... Así que, en realidad, no es una receta que yo elabore siempre del mismo modo. En cada temporada del año, le pongo cosas diferentes y, sobre todo, la utilizo como receta de aprovechamiento, para no tirar las cosas que me van quedando de otras recetas. 

¿Nos tomamos un platito de sopa?


Sopa de la Huerta

Ingredientes para 3-4 personas

  • 25 g de puerro.
  • 50 g de salsa de tomate (receta aquí).
  • 1 diente de ajo.
  • 40 g de cebolla.
  • 50 g de calabaza.
  • 75 g de zanahoria.
  • 75 g de judías verdes.
  • 150 g de patata.
  • 50 g de guisantes.
  • sal.
  • pimienta negra molida.
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce.
  • aceite de oliva.
  • 1 litro de caldo vegetal.



Preparación:

1. Picamos menuditas todas las verduras. Calentamos dos o tres cucharadas de aceite de oliva en una tartera, a fuego no muy fuerte.

2. Rehogamos primero el ajo, la cebolla y el puerro. Cuando estén bien pochaditos vamos añadiendo el resto de las verduras picaditas, reservando para el final la salsa de tomate y la patata. Cuando esté todo incorporado, añadimos un poquito de pimienta negra molida, el pimentón dulce y el caldo, y dejamos cocer unos 20 minutos, hasta que todas las verduras estén blanditas. 

3. Probamos, y rectificamos de sal si fuese necesario.




Montse NoSinMiTaper

1 comentario:

Instagram