Babás Napolitanos {al ron}

El babá es un dulce muy típico de Francia y también de la ciudad italiana de Nápoles. Se dice que proviene de un pastel de origen polaco y ruso, que el rey Estanislao I Leszcynski de Polonia, duque de Lorena, introdujo en Francia. Posteriormente, el babá cruzó los Alpes hacia Italia, donde los napolitanos lo adoptaron hasta hacerlo suyo.

Este pastel de masa ligera, parecida a un brioche, se caracteriza por estar empapado en un almíbar aromatizado con ron o limoncello. También se le pueden añadir pasas, arándanos o frutas confitadas y suele servirse con nata montada o chantilly.

Y estos pequeños mini babás son los que he preparado para el Desafío en la Cocina de este mes. Se estrena como boss mi querida Toñi, del blog ¿Qué se cuece en mi cocina? y ha sido para este su primer desafío que nos ha propuesto elaborar los babás. 

En casa han sido todo un descubrimiento, son unos briochitos deliciosos, fáciles de elaborar y muy suaves de comer. Remojaditos en almíbar resultan muy tiernos y jugosos y acompañados de nata... no digo nada más... Os ponéis un cafecito al lado ¡¡y a disfrutar!!

Ya sé lo que me vais a decir, que es que llevan tiempo... Claro, las masas con levadura de panadería necesitan un extra de tiempo y de cariño, pero de verdad, no de trabajo, si las dejamos reposar a ellas solas... Además, los que hayáis probado a hacer masas en casa... es algo que al menos a mí, me engancha. Me encanta amasar, el olor de la levadura, ver cómo crece la masa... ¡¡Probad, y luego me contáis! 

Para los mini babás yo he usado unos mini moldes de silicona especiales para babá, pero que básicamente tienen la forma de un moldecito de flan. Algo así como un flan para las muñecas, ya que sólo tienen 3 cm de altura... Pero usad lo que tengáis en casa, lo importante no es la forma, sino el sabor tan delicioso de estos pequeñines.

En cuanto a la receta, he utilizado la del  maestro Ettore Cioccia de Bavette, que si no conocéis su blog, pasaos por allí a dar una vuelta. Es un gustazo de maestría y de buen gusto. ¡¡Es mi ídolo!!


Babás Napolitanos {al ron}

Ingredientes:

Para los babás

  • 220 g de harina.
  • 12 g de levadura fresca de panadería.
  • 3 huevos.
  • 70 g de mantequilla.
  • 30 g de azúcar.
  • unas arenitas de sal

Para el almíbar

  • 500 ml agua
  • 200 g azúcar
  • 3 cucharaditas de ron {yo he puesto agua de azahar, por los niños}



Preparación:
1. Ponemos 25 g de harina con la levadura y unas 2 cucharadas de agua en un bol pequeño. Mezclamos bien, hasta formar una masa homogénea, y dejamos reposar en un sitio cálido hasta que doble su volumen (aproximadamente 30 minutos).

2. En un bol grande mezclamos esta masa con el resto de la harina y los huevos, uno a uno. Derretimos la mantequilla en el microondas y la añadimos también. Conviene trabajar bastante la masa, removiéndola hasta que se despegue del recipiente, pero no os preocupéis, es una masa bastante líquida. Volvemos a dejarla reposar en un lugar cálido hasta que doble otra vez su volumen (en mi caso fueron 45 minutos).

3. Ponemos cuidadosamente la masa en una manga pastelera y rellenamos nuestros moldes de babá. En mi caso eran muy pequeños, me salieron millones de trillones de mini babás, ya que sólo tenían 3 cm de altura. Podéis usar moldes tipo flan, más o menos pequeños, por ejemplo. Si los moldes no son de silicona, conviene engrasarlos y enharinarlos antes de llenarlos con nuestra masa. Y como aún tendremos que dejarlos reposar otra vez, no los llenéis más de la mitad.

4. Dejamos reposar la masa en los moldes hasta que la masa suba hasta el borde (en mi caso, otra media hora).

5. Entonces precalentamos el horno a 180ºC y horneamos nuestros babás durante unos 15 minutos, hasta que estén doraditos por encima. Los retiramos del horno, desmoldamos en frío.

6. Mientras los babás van levando podemos ir preparando nuestro almíbar, ya que ha de estar templado cuando emborrachemos los babás. Es muy sencillo. En un cazo ponemos el agua con el azúcar y lo llevamos a ebullición. Dejamos que hierva un par de minutos, retiramos del fuego y le añadimos el agua de azahar {o el ron}. Reservamos.

7. Cuando los babás estén templados, casi fríos, los sumergimos en el almíbar, dejando que se empapen bien.

8. Los servimos con un poquito de nata montada y, si queréis unas frutas frescas {fresas, cerezas...}. Son absolutamente deliciosos.


Y como siempre, os sugiero que os paséis por el blog de Desafío en la Cocina, donde podréis ver los babás de todos los compañeros: grandes, pequeños, con distintas formas, con distintos aromas... Pero todos hechos con mucho cariño, y con muchas ganas de disfrutar de este desafío.


Montse NoSinMiTaper

8 comentarios:

  1. me encantan como te han quedado , se ven precioso y muy ricos , felcidades compi , besitos

    ResponderEliminar
  2. me encantan con ese tamaño tan mini, yo los hice con moldes de flan por lo que quedaron mas grandes, se ven deliciosos! biquiños

    ResponderEliminar
  3. me encantan con ese tamaño tan mini, yo los hice con moldes de flan por lo que quedaron mas grandes, se ven deliciosos! biquiños

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado ideles. Pequeñitos me encantan.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta estos mini babás!! pero tienen un problema...son demasiado pequeños, me tengo que comer 3-4 para sentirme satisfecha!!
    Te han quedado tan bonitos que dan pena comerselos...Bs.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan nena!! que delicados se ven los tuyos!!! parecen esponjitas!! son deliciosos y tú los has bordado!!

    ResponderEliminar
  7. Se ven tan ricos que me comería unos cuantos ahora mismo!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que delicia....!!!! Gracias por la receta..!

    ResponderEliminar

Instagram