Crema de tomate

¿Una crema de tomate hecha con tomates secos? Suena extravagante, lo sé, pero creedme cuando os digo que tiene un sabor increíble. Los tomates secos se encuentran en cualquier superficie comercial, y son una buenísima opción para esta época, cuando los tomates no están en temporada, y no están llenos de sabor. Los tomates secos pueden utilizarse en multitud de preparaciones: arroces, ensaladas, aliños... Viene bien tener unos pocos siempre en la despensa.

Además, ahora sí, entramos en modo invierno. Aquí en Galicia lleva lloviendo tooooodoooo el 2016. Vale, sólo llevamos unos días de año, pero es que ha llovido seguido. Y con temporal. Vivamos como gallegos, respirando por branquias, viajando en zodiac, embutidos en nuestros neoprenos. Así, sí. 

Y es que, por mucho que me queje de la humedad y de la lluvia, como buena gallega {y es que me duele la rodilla derecha a rabiar}, en el fondo, no sé vivir sin estos días de lluvia infernal, de viento huracanado, de café y mantita en definitiva. Días de sopa calentita. Días que prometen soles de verano, flores de primavera... Porque, señores, soñar también es para el invierno.


Crema de tomate

Ingredientes para 3 personas

  • aceite de oliva.
  • 60 g de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharada de brandy.
  • 750  ml de caldo vegetal.
  • 150 g de leche de coco.
  • 40 g de tomates secos.
  • orégano.
  • 6-8 hojas de albahaca fresca.
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico.
  • 1 cucharadita de sirope de arce {o azúcar}
  • 15 g de piñones.
  • sal.


Preparación:


1. Ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva en el vaso de la Thermomix y lo calentamos 2 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara.

2. Añadimos el ajo picadito, y sofreímos 2 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara.

3. Añadimos la cebolla picada, sofreímos nuevamente 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara.

4. Incorporamos el brandy y programamos 4 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara; así facilitamos que se evapore el alcohol y que termine de rehogarse la cebolla.

5. Ponemos en el vaso los tomates secos, la leche de coco, una pizca de orégano y una pizca de sal y el caldo, y programamos 30 minutos, 100º, velocidad cuchara.

6. Añadimos los piñones, el vinagre balsámico y el sirope de arce y trituramos 1 minuto, velocidad 10. Probamos, y rectificamos de sal si fuese necesario, o añadimos más caldo si nos gusta más líquida la crema.

7. Por último, antes de servir, añadimos unas hojas de albahaca fresca bien picadas.

Notas de la bloguera
- Cuando no utilizo toda la lata de leche de coco en una receta, para evitar que se estropee, la congelo en una cubitera. Así puedo sacar del congelador en posteriores ocasiones la cantidad que me haga falta. 

- Como siempre os digo con estas cremas, si no tenéis Thermomix, la hacéis en una tartera normal, y al final trituráis bien con la batidora que tengáis. Queda igual de bien. 

- Si os gusta el picante, podéis añadirle una pizquita de cayena molida, le queda genial. Yo no le pongo por los niños, pero me rechifla.



Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. Me has dejado con la boca abierta con esta crema de tomate, con la leche de coco y el toque picante al que me estoy aficionando.
    No he comprado nunca la lache de coco y ahora al darnos tu el truco de poder congelarla la voy a comprar, ya te contaré.
    Besitosss y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba, prueba, te va a encantar... yo siempre tengo la leche de coco congelada, me he aficionado mucho a ella. No es cara, pero me daba rabia tener que tirar, así, en porciones, es ideal!! Un beso y muy feliz fin de semana!!!

      Eliminar

Instagram