Chutney de piña

Chutney de piña, anarosher chaatni. Uno de los bocados más exquisitos que existen sobre la faz de la tierra. ¿No lo habéis probado? Pues no podéis dejar de leer este post.

Los que me conocéis, sabéis que soy muy fan de la comida india. De hecho, hay un buen número de recetas indias en este blog. Y diría más, los que me seguís en Facebook, habéis visto mi armario de especias. Hay de todo, y lo que me falta, siempre estoy deseando hacer nuevas adquisiciones en este terreno. Que nadie se asuste, pueden parecer muchas y muy diversas, pero prometo que no sobra ninguna. 

Mi marido está dispuesto a ponerle un piso a mis botecitos, dice que ocupan más espacio que nosotros mismos. Pero claro, alguna manía tenía que tener una, y en mi caso, soy la reina de las especias. En fin. 

Los chutneys me encantan. Tienen ese toque agridulce que me apasiona. Son un acompañamiento muy popular en la cocina india, se pueden encontrar chutneys de multitud de vegetales o frutas. Muchas veces en India se sirven casi como postre, como colofón a una comida, y parece que incluso una comida no está completa si no servimos algún tipo de chutney.

Pero a mí me encanta servirlos como aperitivo, con un poco de queso o vino, e incluso muchas veces me lo tomo para desayunar. Esto es porque soy una enferma chutneyadicta, claro. Es que una vez que se empieza no se puede parar, y este, de piña es muy muy especial. 

Y vosotros... ¿sois de especias?


Chutney de piña

Ingredientes:

  • 375 g de piña natural, limpia y en daditos pequeños.
  • 20 g de pasas sultanas.
  • 1 cucharada de aceite de girasol.
  • 1/4 de cucharadita de semillas de comino.
  • 1/4 de cucharadita de semillas de hinojo.
  • 1/4 de cucharadita de semillas de mostaza negra.
  • 1 pizca de pimienta cayena molida.
  • 40 g de azúcar.
  • 75 ml de agua.
  • 5 g de jengibre fresco, muy picadito.
  • una pizca de sal.
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz {o de sidra}.


Para añadir al final:

  • 1/4 de cucharadita de semillas de hinojo.
  • 1/4 de cucharadita de semillas de comino.
  • 1/8 de cucharadita de semillas de cilantro.
  • 3 granos de pimienta negra.
  • 1 clavo de olor.
  • un trocito de canela en rama.
  • una pizca de pimienta cayena molida.


Preparación:
1. En una tartera pequeña, calentar el aceite hasta que esté humeante. Retirar del fuego, dejar enfriar un poquito y añadir las semillas de comino, hinojo, mostaza negra y la pizca de cayena molida. Dejar unos instantes, removiendo despacio, para que las especias suelten toda su fragancia.

2. Añadir el azúcar y el agua. Volver a llevar al fuego, no muy fuerte, hasta que hierva. Entonces, añadimos el vinagre, la sal y jengibre fresco, la piña en daditos y las pasas. Dejamos cocer hasta que la piña esté blandita y el líquido esté almibarado, un poquito espeso, entre 30-45 minutos aproximadamente.

3. Es importante que a media cocción le bajemos el fuego para que la piña no se deshaga.

4. Mientras preparamos la mezcla de especias para añadir en el último momento.

5. Cuando el chutney esté listo, lo mezclamos cuidadosamente con las especias que teníamos reservado y lo guardamos en un bote hermético de cristal, hasta que esté frío. Conviene guardarlo en la nevera, se conservará en buenas condiciones dos o tres semanas.



Montse NoSinMiTaper

1 comentario:

  1. ¡¡¡Madremiadelamorhermoso!!! Que rico!! Este cae seguro, de momento pineado y compartido queda.

    Un beso

    ResponderEliminar

Instagram