Donuts

Un descanso en las vacaciones navideñas. Porque la vida a veces se merece hacer una pausa. La vida se merece sentarse y disfrutar de los momentos que nos presenta. Casi casi el último día de este 2015, y lo que toca es hacer un poquito de balance de este año que se acaba, y un poquito de buenas intenciones para el año que pronto comenzará.

Este 2015 ha sido un año fabuloso en muchos sentidos. Mucha gente buena se ha pasado por mi vida. Muchos se han quedado, cosa que me alegra. A aquellos no tan buenos, he aprendido a llevarlos fuera con amabilidad y firmeza, cosa que me honra. Como siempre sucede, ha habido momentos buenos y malos, risas y lágrimas, pero es que la vida es así, ¿verdad? 

Sin embargo, impera la sensación de que poco a poco la vida se acuerda de que no todo va a ser mar de fondo, y que, de vez en cuando, la paz debe reinar, aunque sólo sea por breves instantes. 

¿Las buenas intenciones? No soy mucho de propósitos para el año nuevo, suelo tomarme las cosas tal como vienen, sin hacer muchos planes. De lo que sí estoy segura, es de que 2016 será un año maravilloso, tengo intención de trabajar para ello...

¿Te quedarás a verlo conmigo? Feliz Año a todos.



Donuts

Ingredientes (20-24 donuts)

  • 15 g de levadura fresca de panadería.
  • 90 ml de agua templada.
  • 450 g de harina de trigo.
  • 50 g de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1 huevo.
  • 140 ml de leche.
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente.



  • aceite de girasol para freír.


Para el glaseado:

  • 150 g de azúcar glas.
  • 100 ml de agua.



Preparación:

1. Disolvemos la levadura en el agua ligeramente templada. Ponemos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora y encendemos el programa de amasado y levado, que en mi panificadora Carrefour Home dura una hora y media. Si no tenemos panificadora, podemos usar una amasadora o amasar a mano, y después dejar levar la masa tapada con un paño limpio en un lugar templado durante aproximadamente una hora.

2. Estiramos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga 1 cm de grosor. Cortamos los donuts, bien con un cortador de rosquillas o con dos vasos uno grande para el círculo externo y otro pequeño para el interior.

3. Colocamos los donuts en una fuente de horno cubierta con papel de hornear, tapamos con un paño y volvemos a dejar reposar, hasta que de nuevo hayan doblado su volumen.

4. Preparamos el glaseado mezclando el agua con el azúcar glas.

5. Freímos los donuts cuidadosamente, sólo hasta que estén ligeramente dorados en el aceite de girasol no demasiado caliente, para que no se tuesten demasiado rápido. No deben tocar el fondo, por eso yo los frío en un cazo en vez de en una sartén. Retiramos del aceite y dejamos sobre un papel absorbente para que escurran el exceso de aceite. 

6. Pasamos los donuts, por ambos lados, por el glaseado, y dejamos escurrir sobre una rejilla.

7. Una vez fríos, se pueden envolver en papel film uno a uno y congelar. Quedan estupendos cuando los sacas. cinco minutos antes de consumir, y les das unos segundos de calor en el microondas.


Fuente de la receta: Las recetas de MJ

Montse NoSinMiTaper

Instagram