Pollo Ras El Hanout {a la plancha}

La cocina a la plancha sigue siendo una de las cosas que más me fascina, me resulta fácil y divertida, sin complicaciones y con completa libertad para mezclar ingredientes y buscar nuevos sabores.

En esta ocasión me decidí por utilizar la mezcla de especies Ras El Hanout, que ya había utilizado en otras ocasiones, como por ejemplo en aquel Tajine de carne que preparé hace un tiempo. El Ras El Hanout es una mezcla de hierbas y especias (puede llevar entre 4 y 30 diferentes) que procede del Magreb. Típicamente se utiliza en la cocina marroquí. Literalmente significa "cabeza de la tienda", refiriéndose a que es la mejor mezcla de especias que un mercader puede ofrecer.

No existe una única receta de Ras El Hanout, sino que cada mercader elabora su propia receta, que suele incluir pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón, jengibre... Aunque es posible elaborar nuestro propio Ras El Hanout en casa, también se puede encontrar ya preparado, en tiendas de alimentación internacional (especialmente en las árabes), en tiendas de especias... Yo, en particular, la conseguí en una carnicería árabe, ya que en Vigo no es fácil encontrar este tipo de productos exóticos. Así que, si tenéis una carnicería musulmana cerca, es probable que lo consigáis fácilmente.

Aunque en general soy muy fan de las especias, el Ras El Hanout es una de  mis mezclas favoritas, ya que combina estupendamente con un montón de cosas: carne, pollo, pescado, arroz, cuscús, verduras... A todas les da ese toque tan especial que tiene la comida marroquí, y que a mí me encanta.

Si tenéis la oportunidad no dejéis de probar esta receta, y sobre todo, no dejéis de experimentar con la cocina a la plancha, que os dará grandes satisfacciones.


Pollo Ras-El Hanout {a la plancha}
Ingredientes para 4 personas

  • 2 pechugas de pollo.


Para marinar el pollo

  • 1/2 cebolla picada.
  • 1 cucharadita de especias Ras El Hanout.
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • 4 cucharadas de vino blanco.
  • sal.


Preparación:
1. En un recipiente poner todos los ingredientes para marinar el pollo y mezclarlos con ayuda de un tenedor. Filetear las pechugas de pollo e introducir los filetes en el recipiente. Dejar marinar como mínimo una hora, para que el pollo tome el sabor de las especias.

2. Calentar la plancha y, con un chorrito de aceite de oliva, hacer los filetes (sin escurrirlos demasiado) de pollo por ambas caras. Servir con una ensalada, un arroz en blanco o, como yo, con un poquito de cuscús.



Montse NoSinMiTaper

1 comentario:

  1. A veces nos complicamos la vida y mira que plato más estupendo y rápido de hacer. Me apunto la especia que pronto viajaré a tierras árabes!

    ResponderEliminar

Instagram