Muffins de Plátano y Nocilla

¿Hay algo mejor que la combinación del plátano y el chocolate? Pues imaginad que esta explosión de sabores la convertimos en un muffin... Os acabáis de morir de amor, lo sé... Son unos muffins húmedos, muy muy jugosos, y que aguantan varios días sin ponerse secos, si es que conseguís que os duren más de unas horas.

El sabor a plátano es intenso, pero contrasta deliciosamente con la crema de cacao. A mí me pones un par de estos y un café, y soy la mujer más feliz del mundo.

Este tipo de dulces son los que suelo hacer para mandarles a los peques para el recreo, al ser individuales, igual que las galletas, me resultan muy cómodos para meterles en la mochila. Además se hacen en un momentito, en el tiempo de calentar el horno ya tenemos la masa preparada, así que no me da pereza hacerlos por la noche, mientras cenan los niños, por ejemplo.

Además, ¿a quién no se le quedan de vez en cuando un par de plátanos olvidados en el frutero? Cuando los descubres están ya demasiado maduros para comerlos, pero su sabor será si cabe más intenso, y son ideales para aprovechar haciendo un postre con plátano. 


Muffins de plátano y nocilla

Ingredientes (15 muffins)

  • 250 g de harina.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 2 plátanos maduros.
  • 100 g de azúcar blanquilla.
  • 100 g de azúcar moreno.
  • 1 huevo grande.
  • 50 g de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • crema de cacao (1 cucharadita por muffin).
  • cápsulas de papel para magdalena o muffin.

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180ºC.

2. Batimos el huevo con los dos tipos de azúcar, hasta que esté ligeramente montado. Añadimos el aceite de girasol y la escencia de vainilla, y seguimos mezclando hasta que esté bien incorporado. 

3. Aplastamos los dos plátanos maduros con ayuda de un tenedor y los incorporamos a la mezcla. 

4. Por último, tamizamos juntos la sal, la harina, el bicarbonato y la levadura, y los añadimos a la masa. Mezclamos bien.

5. Repartimos la masa en las cápsulas de papel, procurando no llenarnos más de tres cuartas partes. En cada muffin, por encima, añadimos una cucharadita de crema de cacao. Con cuidado, con ayuda de un palillo o brocheta, mezclamos un poquito la nocilla, para que forme unas espirales, pero sin llegar a disolverse en la masa de los muffins.

6. Horneamos a 180º durante unos 20 min. Sabremos que están hechos cuando al pincharlos con un palillo éste salga limpio.


Montse NoSinMiTaper

1 comentario:

  1. ¡¡¡Esos plátanos olvidados en el frutero que están feos y no los quiere nadie, pero son los más ricos y dulces!!!
    Me encanta la mezcla de plátano y chocolate, y estos muffins tienen que ser delito.
    Besote

    ResponderEliminar

Instagram