Albóndigas suecas {Köttbullar}

El otoño ha entrado de lleno en la comunidad gallega, por no decir que se ha traído con él al invierno... Dos días llevamos ya con temporal (otra vez) y yo ya no puedo más... Reconozco que el calor del verano me mata, que estaba deseando un poco de fresco, y que además este tiempo horrible me viene estupendo para poder estudiar como una bellaca... Pero... ¡¡no quiero tener agallas ni pies palmeados!! 

En fin, dejando aparte lo poco que me gustan los vientos huracanados y las lluvias torrenciales, lo que es gastronómicamente hablando, el otoño-invierno me gusta. Me gusta comer de cuchara, los guisos y potajes, las comiditas reconfortantes... Y eso es lo que traigo hoy, aunque esta vez lo traigo de muy lejos... Me he traído estas albóndigas de la mismísima Suecia, y reconozco que tienen un sabor muy diferente, pero que en casa nos ha gustado. 

Cierto es que yo soy muy de especiar la comida, así que sabía que nos encantarían, pero si en casa no estáis acostumbrados a poner estas especias "raras" como el cardamomo, ponedle poquito para ir viendo qué cantidad os gusta poner... 

Me vuelvo a mi cueva, mientras llueve a cántaros y sopla el viento del norte, soñando con un rayito de sol, en tanto que me sumerjo en el apasionante mundo de los recursos turísticos... ¡Feliz lunes a todos!


Albóndigas suecas {Köttbullar}

Ingredientes para 4 personas:

Para las albóndigas:

  • 1/2 cebolla mediana.
  • 2 rebanadas de pan de molde, sin corteza.
  • 1 cucharadita de azúcar moreno.
  • un chorrito de leche.
  • 500 g de carne de ternera picada.
  • sal y pimienta negra.
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada.
  • 1/2 cucharadita de cardamomo molido.
  • 1 huevo.
  • 2 cucharadas de harina.
  • aceite de oliva.

Para la salsa:

  • aceite de oliva.
  • 1 cucharada de harina.
  • 500 ml de caldo de ave.
  • 100 ml de nata para cocinar (18% materia grasa).


Preparación:

1. Picar muy menudita la cebolla, y en una sartén a fuego medio, sofreírla hasta que empiece a estar doradita. Entonces añadir la cucharadita de azúcar moreno y dejar que se caramelice un poquito. Retirar del fuego y reservar.

2. Poner a remojo las dos rebanadas de pan de molde con un chorrito de leche. Reservar.

3. En un bol grande, poner la carne picada, sal, pimienta, nuez moscada y cardamomo, un huevo batido, el pan remojado en leche y la cebolla caramelizada. Amasar todo junto con las manos bien limpias, hasta que esté bien mezclado. 

4. Formar bolitas con la masa de las albóndigas, pasarlas por harina, y freírlas en abundante aceite caliente. Reservarlas.

5. Para hacer la salsa, poner en una cazuela amplia un buen chorro de aceite de oliva a calentar. Cuando se haya calentado, poner la harina y rehogarla hasta que haya tomado un bonito color dorado. Entonces, con cuidado, y sin dejar de remover, añadir el caldo de ave y la nata. 

6. Remover para que no forme grumos hasta que haya espesado un poco, poner las albóndigas en la salsa y darles un hervor. 

7. Servir con patatas cocidas o puré de patatas.


Montse NoSinMiTaper

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram