Galletas de avena, pasas y chocolate

Hoy me he levantado temprano, por casi primera vez en todo el verano. No soy de trasnochar y suelo levantarme con las primeras luces de la mañana, pero reconozco que este verano me he excedido... Muchas, muchas noches me he quedado hasta tarde leyendo, ha sido un verano fructífero en ese sentido, y espero no perder las ganas de disfrutar la lectura en invierno, que normalmente tengo más tareas y ando más cansada. 

Leer es uno de los placeres de mi vida, desde que tengo uso de razón. Mis padres, los dos, son maestros. Cuando yo era pequeña, mi madre no quería enseñarme a leer, decía que ya tendría tiempo de aprender cuando fuese al cole. Así que yo, ni corta ni perezosa, cogí una Cartilla Palau (de esas que venían con dibujos y sílabas ¿os acordáis?) y aprendí a leer solita, con tres añitos, tantas eran las ganas de saber qué contaban aquellas letras que había por todas partes.

Desde aquel momento he devorado libros. Todo lo que caía en mis manos y que llevase letras era digno de leer. Es algo que me apasiona y en lo que no me da ninguna pereza pasar el tiempo. Soy capaz de quedarme hasta las dos de la mañana leyendo porque estoy a punto de acabar el libro y no podré dormir hasta que sepa cómo termina la historia... 

Novelas históricas, aventuras, novela negra, humor... yo creo que leería hasta la guía de teléfonos... 

Los que me seguís en Instagram, ya sabéis que suelo poner los libros que leo, y lo que me parecieron, y que me encantan las recomendaciones, así que si os ha encantado algún libro no dudéis en contármelo...

No hay pasión que mejor combine con la lectura que la de tomar un café (o un té, si os apetece más) y unas galletas. Hoy os traigo las galletas más ricas y más sanas del mundo... Bueno a lo mejor las más sanas no, pero os advierto que están bastante por encima de la media... Hechas con avena, germen de trigo, pasas y un poquito de chocolate, que es alegría. 

Mi café, mis galletas y un buen libro. ¿Se puede ser más feliz?


Galletas de avena, pasas y chocolate

Ingredientes salen aproximadamente 45 galletas

  • 250 g de copos de avena.
  • 125 g de harina.
  • 30 g de germen de trigo.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1/2 cucharadita de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 225 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 200 g de azúcar blanquilla.
  • 200 g de azúcar moreno.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 50 g de pasas sultanas.
  • 50 g de chips de chocolate.


Preparación:
1. En un bol, mezclar los copos de avena, la harina, el germen de trigo, la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal. Reservar.

2. Con ayuda de nuestro robot de cocina o batidora de varillas, batir la mantequilla, el azúcar blanquilla y el azúcar moreno, haya que tomado un color pálido y esté esponjoso, unos 5 minutos. Sin dejar de batir, añadir la esencia de vainilla y los huevos, uno a uno. 

3. Verter esta mezcla sobre los ingredientes secos que habíamos reservado antes y mezclar con ayuda de una espátula. Cuando estén todos los ingredientes bien integrados, añadir las pasas y los chips de chocolate. Reservar una media hora en la nevera.

4. Precalentar el horno a 180 ºC. Formar las galletas con ayuda de una cucharita; es una masa muy pegajosa, así que no conviene hacerlo con las manos. Simplemente iremos dejando cucharaditas de masa en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, bastante separadas entre sí, ya que las galletas se extienden en el horno.

5. Hornear unos 14 minutos, hasta que los bordes comiencen a dorarse. Dejarlas reposar un momento en la bandeja, y después dejarlas enfriar sobre una rejilla o superficie plana. Guardar en latas metálicas que cierren bien una vez que  estén completamente frías.



Montse NoSinMiTaper

Instagram