Albóndigas de merluza

Hoy comienza septiembre, ya no hay excusa para seguir remoloneando... Bueno, un poquito aún podemos remolonear, que los niños aún no han empezado el cole... Pero nos toca ir retomando poco a poco las rutinas de antes del verano. Van regresando los retos, las publicaciones, y la vida, en general, retoma su ritmo habitual.

El primero en regresar es el Reto Cocina de Película, organizado por Dulces Helens. Este mes la película elegida fue "Fuera de Carta" (2008) protagonizada por Javier Cámara, Lola Dueñas y Fernando Tejero, escogida por Raquel, del blog Mamá de Caramelo.

He de reconocer que este tipo de películas no son mi fuerte. Mi humor, tan alejado a veces del typical spanish, hace que la mayoría de películas españolas que pretenden, al menos, hacer sonreír, me hacen poca o nula gracia. No me pareció novedosa, ni original, más bien llena de estereotipos... Podemos dejarlo es que es una peli para pasar un rato entretenido, cuando no echan nada más en la tele, llueve a cántaros y no se puede salir de casa. 

Pero, este no es un blog de crítica cinematográfica, así que, volviendo a mis recetas, me quedo con el final de la película, en la vuelta a la comida casera, que es la que alimenta el alma y el corazón... Unas albóndigas, como Dios manda. 

A estas albóndigas, les he dado una vuelta de tuerca; como buena gallega, las he hecho de merluza, porque el pescado es lo que yo más recuerdo comer de niña, porque aquí siempre es de inmejorable calidad. Además son una manera perfecta de hacer el pescado para los peques, que así protestan menos a la hora de comer.



Albóndigas de merluza

Ingredientes para 4 personas

  • 500 g de merluza, limpia de piel y espinas.
  • 500 ml de caldo de pescado.
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza.
  • 1 huevo.
  • perejil picado.
  • sal y pimienta.
  • 2 dientes de ajo.
  • medio vaso de vino blanco.
  • 100 g de guisantes.
  • 1 docena de espárragos trigueros.
  • 1 cucharada de harina (más un poco de harina para rebozar las albóndigas)


Preparación:

1. Ponemos a remojo las dos rebanadas de pan con un chorrito de caldo de pescado. 

2. Cortamos muy pequeñita la merluza ya limpia, con mimo y cuidado, y poniendo atención en que no se nos escapen espinas.

3. Ponemos la merluza troceada en un bol, y le añadimos el huevo ligeramente batido, el pan remojado y escurrido, sal y pimienta. Amasamos, con las manos, hasta que esté bien integrado.

4. Con las manos vamos formando las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos en una sartén con abundante aceite hasta que tomen un bonito color dorado. Las ponemos sobre papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.

5. En una cazuela ponemos un buen chorreón de aceite y doramos los dos dientes de ajo picados menuditos. Cuando empiecen a tomar color, añadimos la harina, le damos unas vueltas y añadimos el vino, el caldo, los espárragos trigueros cortados en tres o cuatro trozos y los guisantes. Dejamos cocer a fuego suave unos diez minutos, hasta que los guisantes estén prácticamente hechos.

6. Entonces añadimos las albóndigas, con cuidado de que no se nos rompan, y dejamos que cueza todo junto otros 5-7 minutos, lo justo para que termine de hacerse el pescado y se aúnen los sabores.

7. Espolvoreamos por encima con perejil picado, dejamos reposar unos 5 minutos apartado del fuego y servimos.


Fuente de la receta: La cocina de Frabisa

Si queréis ver el resto de recetas que participan en el Reto Cocina de Película, no dejéis de visitar el blog Dulces Helens, pinchando en el logo que os dejo aquí.


Montse NoSinMiTaper

Instagram