Galletas Red Velvet

Ya os había comentado que ADORO las galletas. De todas clases, de todos colores. Podría comer galletas siempre y en toda ocasión, me parecen unos bocaditos tan maravillosos. Y lo que es peor, ADORO hornear galletas. Esto es peor para mí, los señores de las compañías eléctricas están encantados conmigo, por supuesto. 

Ese olor maravilloso que inunda la casa mientras se hornean las galletas es inigualable, os digo, aún a riesgo de parecer una loca (si es que aún no me habéis metido en ese saco), que se me pone la piel de gallina, se me erizan los pelos de la nuca sólo de pensarlo. 

Si nunca habéis hecho galletas caseras, os advierto de que es un no parar, una vez que se han hecho galletas en casa, ya ninguna galleta comercial podrá equipararse al sabor de las caseras. No, no, no. Inigualables. 

Y estas que os traigo hoy, son maravillosas. Sólo tienen un defecto. El nombre. Como me dijo my dear Manu, estimado compi bloguero, estas galletas tienen más títulos que la difunta duquesa de Alba... Así es. En inglés se llaman "Red Velvet Crinkle Cookies", lo que al español viene siendo Galletas Craqueladas de Terciopelo Rojo. Wala. Ahí queda eso. Olvidémonos del nombre. Centrémonos en el sabor. Son alucinantes, tan esponjositas, con un sabor tan suave... Y por qué no decirlo, ¡son taaaaaaan bonitas!


Galletas Craqueladas Red Velvet

Ingredientes (para unas 35 galletas) 
  • 375 g de harina.
  • 25 g de cacao puro en polvo.
  • 2 cucharaditas de levadura química tipo Royal.
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 3/4 cucharadita de sal.
  • 170 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 250 g de azúcar.
  • 3 huevos.
  • 1 cucharada de leche.
  • 1 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 2 cucharaditas de zumo de limón.
  • colorante alimentario rojo.
  • 150 g de chips de chocolate blanco.
  • azúcar glas para rebozar las galletas.
  • azúcar normal para rebozar las galletas.

Preparación:
1. En un bol tamizar juntos la harina, el cacao en polvo, la levadura química, el bicarbonato y la sal. Reservar.

2. Batimos juntos la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar, a ser posible con una batidora eléctrica o robot de cocina, hasta que haya doblado su volumen, se haya tornado blanquecina, y tenga la textura de un helado. 

3. Añadimos los huevos de uno en uno, y esperamos a que esté bien incorporado antes de añadir el siguiente.

4. Después incorporamos, sin dejar de batir, la vainilla, el zumo de limón y el colorante. La cantidad de colorante dependerá de lo intenso que queramos el color y de lo concentrado que sea nuestro colorante. Habitualmente para conseguir el color rojo hay que añadir bastante.

5. Añadimos los ingredientes secos que habíamos reservado en un bol. Mezclamos bien, y después, con cuidado incorporamos los chips de chocolate (podemos utilizar chocolate blanco en tableta cortado en trocitos pequeños).

6. Metemos en la nevera durante al menos dos horas, tiene que enfriarse bien para poder manipular la masa. 

7. Precalentamos el horno a 180ºC. Formamos bolitas de masa, las pasamos primero por azúcar normal, y después por azúcar glas. Las ponemos sobre una fuente de horno cubierta con papel de hornear. No juntarlas demasiado, ya que se aplanan en el horno y se expanden un poco. 

8. Hornear aproximadamente 14 minutos. Al retirarlas del horno, dejar las galletas un par de minutos sobre la bandeja del horno y, después, cuidadosamente ponerlas sobre una rejilla para que se enfríen por completo. 

9. Guardar en un recipiente hermético.



Fuente de la receta: Cooking Classy

Montse NoSinMiTaper

6 comentarios:

  1. Hola Montse!! te entiendo a la perfección, a mi también me encantan, y la verdad es que me encanta hornear, lo que sea, jajaja Conmigo eso del calor me está matando porque aunque esté como un tomate de tanto calor, no puedo dejar de hornear, me encanta esa sensación de comer un dulce hecho en casa :) Estas galletitas te han quedado fabulosas!! Yo he querido prepararlas desde hace meses y aún no llega el día, tu me entiendes, esa lista de pendientes de nunca acabar jeje. En fin se ven espectaculares. Me encantan!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola¡¡¡.Nunca he hecho galletas(con lo que me gustan) pero creo que estas van ser las primeras.Tienen una pinta que incita a pecar de gula ¡¡¡.GRACIAS por subir la receta después de abrirnos boca en Instagram con la foto tan evocadora de esa maravilla de galletas rojas.BIQUIÑOS.

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado!! Me apetece hacerlas desde ni se el tiempo. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola: si no quisiera agregarle los 150 g de chips de chocolate blanco, que otro ingrediente podría ser ?

    ResponderEliminar
  5. Sí, son una monada :) Yo también soy muy fan del olor de las galletas horneándose...bueno, al horno todo huele genial!

    ResponderEliminar
  6. Ohhhh, yo también ADORO!!! adoro estas galletas, te han quedado de lujo nena, me llevo la receta con tu permiso. Bicos guapetona! :)

    ResponderEliminar

Instagram