Limonada rosa

Reconozco que hoy es menos lunes que otras veces. Un fin de semana de verdadera desconexión veraniega. De esos en los que ya no recuerdas si es sábado o domingo, si es la hora de comer o de cenar. De vez en cuando es más que saludable ¿no?

Este fin de semana lo pasamos en Ourense, que no sólo es una de mis ciudades preferidas, con un maravilloso casco histórico, sino que en ella viven algunas de las personas que más quiero, y con las que disfrutamos de un maravilloso fin de semana. 

Un tiempo espléndido. Los niños en la piscina jugando. Los papis con su ratito de ir a las termas a relajarse, que para eso estábamos en la capital termal por excelencia... Muchas risas, buena conversación, mucho cariño y buen rollo. 

Y me traje una receta, que pronto tendréis en el blog, pero que de momento se va a quedar en secreto, que si no, no hay sorpresa... 

Por hoy, os dejo una receta super fabulosa. Sencilla a rabiar, pero muy resultona. Una limonada rosa, ¿puede haber cosa más bonita? Para llevar a un picnic o a la playa, y que tu cuñada se quede de piedra... Además de que resulta muy refrescante, no os digo más... Y es que a mí, que soy muy princesa, ya sólo por ser rosa, me hacen chirivitas los ojos... Si os hacéis una limonada de estas, será un poquito menos lunes, ¡¡seguro!!


Limonada rosa {Pink Lemonade}

Ingredientes 

  • 1 limón.
  • 1 lima.
  • 100 g de azúcar.
  • 1 litro de agua.
  • 150 ml de zumo de arándanos rojos.


Preparación:

1. Introducimos en el vaso de la Thermomix el limón y la lima en cuartos, el azúcar y la mitad del agua. Programamos 5 segundos, velocidad 10.

2. Colamos a una jarra, con ayuda del cestillo o de un colador.

3. Añadimos el resto del agua y el zumo de arándanos rojos. Servimos bien fría.

Notas de la bloguera:
* Si no utilizáis la thermomix, tendréis que exprimir la lima y el limón. Al no llevar la cáscara no tomará tanto sabor, por lo que podrías tener que aumentar la cantidad de fruta.

* La cantidad de azúcar también depende del gusto, podéis poner más o menos. También podéis sustituir el azúcar por edulcorante.

* El zumo de arándanos rojos, que es lo que le da ese bonito color rojo, se puede sustituir por zumo de granada, lo que más os guste. De la cantidad que pongáis también dependerá que el color de la limonada sea más o menos intenso.



Montse NoSinMiTaper

4 comentarios:

  1. Uuuuuummmmmmmmmmm que ganas de un vasito de ella bien fresquita ,me encantan las fotos son de lo mas tentadoras , te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  2. Las limonadas siempre me recuerdan a los libros que leía en verano, y siempre que veo una me trasladan otra vez a ellos, no eran rosas pero da igual, disfrutaría igual con un vaso de esta limonada y un buen libro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Una receta increible.
    Me encanta cotillear tu blog.
    Un saludito
    Motivada con la cocina.

    ResponderEliminar
  4. Entra por los ojos, sin dudarlo :) Yo, que solo bebo agua (o café, jijiji), me tomaría un gran vaso sin dudarlo :)

    ResponderEliminar

Instagram