Tabbouleh

A casi un paso de las vacaciones, y a casi un paso de recuperar la normalidad por aquí... El último mes ha sido completamente desbordante. Los exámenes finales, míos y de los niños, han acabado de saturarme. A mi edad ya no estoy hecha para la disciplina del estudiante. Pero bueno, ahora ya ha pasado, ¿verdad? Sólo queda cruzar los dedos y esperar que todo haya salido bien.

El tiempo atmosférico por aquí, además, no está ayudando nada a la concentración, está haciendo bastante calor, cosa que yo agradezco, que así no me duelen los huesos (la edad, de nuevo) pero para estudiar es un desastre. 

Reconozco que además me distraigo con el vuelo de una mosca, y siempre me apetece hacer casi cualquier cosa antes que sentarme a hincar los codos. En fin, qué le vamos a hacer.

Como hace calor, estos días estamos comiendo mucho plato frío, que apetece más, y a mí me encanta, porque suelen ser platos sencillos de elaborar, y sin enredar demasiado. 

Hoy os traigo un tabbouleh, que es una ensalada de origen árabe y que, además de muy refrescante, resulta deliciosa (y barata, y fácil de preparar, lo tiene todo). Supongo que mi tabbouleh no tendrá nada que ver con uno original, pero bueno, ya sabéis de mi tendencia a hacer las cosas my way, eso ya no tiene remedio. Esta ensalada es muy apañada, todos los ingredientes son de esos de tener en la despensa, así que se prepara en un momentito. 

A mí me parece ideal para cuando tengáis invitados, porque cunde mucho, o si viajáis en autocaravana, como hacemos nosotros, porque no hacen falta muchos cacharros y es muy sencilla de preparar, a pesar de la escasez de espacio que suele haber en este tipo de vehículos.



Tabbouleh 


Ingredientes (para 4 personas):
  • 250 g de cuscús, previamente hidratado y frío (para hidratarlo, seguir las instrucciones del paquete).

Del resto de ingredientes, no os voy a poner cantidades, poned de cada cosa, lo que os guste, que es como hago yo. Si un ingrediente no te gusta, pues no lo pones, si otro te rechifla, pues le pones más. 
  • Zanahoria rallada.
  • Maíz dulce
  • Pimiento rojo en trocitos.
  • Pimiento verde en trocitos.
  • Pepino en trocitos.
  • Tomate maduro en trocitos.
  • Cebolleta picada.
  • Pasas.
  • Perejil  fresco picado.
  • Menta fresca picada (en esta ocasión no pude conseguirla, y puse hierbabuena seca, y no, no es lo mismo).
  • Zumo de limón.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.


Preparación:

1. Preparamos el cuscús (si no lo hemos hecho antes) según las instrucciones del envase, y lo reservamos para que se enfríe.

2. Picamos todas las verduritas, las mezclamos con el cuscús, junto con las pasas, unas arenitas de sal y pimienta y menta y perejil picados.

3. Aliñamos con aceite de oliva y zumo de limón. Reservamos en la nevera.

4. Es importante prepararlo con una cierta antelación, así no sólo el cuscús tomará todos los sabores, sino que las pasas se hidratarán con ayuda de los jugos de las verduras y del aliño, y estará mucho más rico.



No olvidéis pinchar en el logo de la iniciativa #Ponunaensalada en tu verano, para conocer todos los detalles, y así animaros a participar.



Montse NoSinMiTaper

Instagram