Zaalouk {ensalada marroquí de berenjenas}

Mariposas en el estómago.Tan necesarias para vivir como el aire que respiramos. Quiero mariposas en el estómago, escalofríos en la espalda, sonrisas de pura felicidad, vértigo antes de lanzarse al vacío...

Y no os equivoquéis que no voy a hablar de amor, este sigue siendo un blog de cocina. Cada vez que se habla de mariposas en el estómago, parece que hay que hablar de enamoramiento, pero esta vez no. Yo no sé si soy un bicho raro, pero mis mariposas reaccionan de modo diferente al que parece habitual...

Si hay algo que mata las mariposas es la rutina, un día sobre el otro, haciendo lo mismo, metidos en un túnel sin salida. Y, de repente... una luz pequeñita... Campanillas que tintinean en el corazón... Emoción ante lo desconocido... Mis mariposas se alimentan sobre todo de la pasión que pongo en las cosas que hago, y cuando esto sucede, cuando aparece algo (o alguien) en mi vida que desata toda esa pasión (no, no estoy hablando del señor Grey) es emocionante, intenso, y mis mariposas bailan en el estómago, deseando lanzarse a la aventura de lo desconocido.

Quizás aún pensáis que hablo de amor, pero no es así. O quizás sí. Amor en el sentido más amplio de la palabra. También los proyectos y las ilusiones  recién llegadas enamoran, y traen esa sensación de vértigo ante el futuro inmediato. Este blog en su momento trajo (y sigue trayendo) muchas mariposas a mi vida, porque de la emoción de aprender, de investigar, de probar y de mejorar, también viven las mariposas. 

Yo necesito esas mariposas en el estómago para ser feliz. Quiero esperar con emoción los acontecimientos que traiga el futuro, quiero soñar con realizar todos esos proyectos que bullen en la mente, quiero los escalofríos de emoción, quiero las caricias de la expectación, quiero las taquicardias de la improvisación... 

Sólo espero que sigan volando mis mariposas, que sigan sonando mis campanillas, y que la emoción siga poniéndome la piel de gallina... 

A mis mariposas se las gana uno (también) por el estómago (cómo no)... y los platos exóticos de la cocina marroquí, árabe en general e hindú, son de esas cosas que hacen bailar a mi diosa interior (recordando la terminología del señor Grey)... Os dejo con la receta... Disfrutadla y no olvidéis sentir mariposas en el estómago.


Zaalouk {ensalada marroquí de berenjenas}

Ingredientes (para 2-3 personas):
  • 1 berenjena.
  • 2 tomates medianos.
  • 1 diente de ajo.
  • aceite de oliva.
  • sal.
  • pimienta negra recién molida.
  • 1/2 cucharadita de comino molido.
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce.
  • 1/2 cucharadita de harissa (si no tenéis, le ponéis algún otro picante que os guste, o nada, si no queréis que pique).
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • un puñado de aceitunas negras.
  • perejil picado.


Preparación:

1. Lo primero, abrimos la berenjena a la mitad longitudinalmente, y le hacemos unos cortes en la carne de la berenjena, formando rombos. Hay que asarla, y yo este paso lo hago en el microondas. Pongo la berenjena boca abajo en un plato, y lo tapo con una de estas tapas antisalpicaduras que hay para el micro. Programo 7 minutos a la máxima potencia, y dejo templar un poquito antes de echarle la mano.

2. Vaciamos la carne de la berenjena y reservamos. 

3. Calentamos un chorrito de aceite en una sartén, y añadimos el ajo picado. Cuando empiece a cambiar de color, le añadimos los tomates cortados en daditos y sin piel. Una vez que se haya sofrito bien el tomate, incorporamos la berenjena asada y cortada en daditos.

4. Salpimentamos y añadimos también el zumo de limón  y las especias.

5. Dejamos pochar todo junto unos 5 minutos más, añadimos las aceitunas negras cortadas en rodajitas, y pasamos a un plato. Espolvoreamos por encima con perejil picado.

6. Se puede servir templado, pero para mi gusto está más rico a temperatura ambiente. Originalmente es una ensalada marroquí, pero yo lo suelo servir para acompañar unas tostadas, como aperitivo. 


Fuente de la receta: My Moroccan Food 

Postdata de la bloguera: A quien corresponda, que sepa que he intentado ponerle "más amor" a las fotos, pero que me cuesta, voy a necesitar dosis extra de mariposas con este tema. 

Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. Esas mariposas son tan necesarias, al menos para mí, y leyéndote me he sentido muy reflejada. Yo cada cosa que emprendo, cada persona, cada situación nueva que me hace sentir esas mariposas en el estómago me encantan. Hay que poner pasión a todo lo que se hace, yo tampoco hablo del Sr. Grey.... o si??
    Besotes guapaaaaaaaa.

    ResponderEliminar

Instagram