Bizcocho de piña

Llega el día 25, con el Reto Alfabeto Dulce... Esta vez, nuestro fabuloso ingrediente iba a ser la piña. La primera impresión fue ¿y ahora qué hago yo con piña? Pero, de pronto, me acordé de este bizcocho invertido de piña, que al menos donde yo vivo, es un clásico de la cocina de madres y abuelas. Además a este bizcocho le tengo un cariño especial. Es tan fácil, tan fácil, que supuso una de mis primeras incursiones, allá por el Pleistoceno, en el mundo de la cocina, supongo que para impresionar a algún noviete en una excursión playera. Claro que, de aquellas, yo usé caramelo de ese que ya venden preparado. Hacedme caso e intentad hacerlo en casa, si le ponéis un poquito de cariño y mucha paciencia, sale bien, y no hay color, la diferencia es abismal...
Además le podéis poner unas cerecitas confitadas, o unas frambuesas naturales en los huequitos de la piña, por esto de darle un color. 
Para el bizcocho, he utilizado una receta muy clásica, un bizcocho de yogur 1-2-3 (una medida de yogur de aceite, dos de azúcar, tres de harina), que siempre sale bien. Pero si tenéis alguna otra receta de bizcocho que os guste, adelante. 



Bizcocho de piña

Ingredientes:
Para el bizcocho:
  • 3 huevos.
  • 1 yogur.
  • 3 medidas de yogur de harina.
  • 2 medidas de yogur de azúcar.
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol.
  • 1 cucharadita de levadura química, tipo Royal.
  • 7 rodajas de piña en almíbar.
Para el caramelo:
  • 150 g de azúcar.
  • 6 cucharadas de agua.
  • 1 cucharada de zumo de limón.


Preparación:
1. Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. Untamos con mantequilla y harina sólo los laterales de nuestro molde, no el fondo.

2. Preparamos la masa del bizcocho. Para ello, mezclamos todos los ingredientes menos las rodajas de piña, hasta que estén formen una masa sin grumos, bien integrada. Ponemos a escurrir sobre un colador las rodajas de piña.

3. Preparamos el caramelo. Es este el paso más delicado del bizcocho, que requiere mimo y paciencia, para que no se nos queme el caramelo. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar, a temperatura media. Removemos cuidadosamente, y esto es importante, sin cuchara, simplemente moviendo el cazo, se irá formando el almíbar, cada vez más espeso. Cuando empiece a tomar color dorado, ahora sí, ya podemos meter la cuchara, mejor de madera para evitar cambios bruscos de temperatura, y le añadimos el zumo de limón. Si lo hacemos despacito, le lleva un buen rato, pero nos aseguramos un caramelo perfecto, sin ese amargor que coge cuando se quema.

4. Cuando el caramelo esté listo, lo repartimos por la base de nuestro molde, y colocamos encima las rodajas de piña ya escurridas. Vertemos encima con cuidado la masa del bizcocho.

5. Horneamos a 180ºC durante unos 40 minutos, o hasta que al pinchar el centro con un palillo, éste salga limpio.

6. Retirar del horno, y dejar templar. Desmoldar antes de que se enfríe del todo, para que no se quede adherido el caramelo al molde.

Fuente: Mis Lutier

Por último, y no menos importante, si queréis ver un montón de cosas ricas con piña, no olvidéis visitar el reto alfabeto dulce aquí







Montse NoSinMiTaper

27 comentarios:

  1. La verdad es que pienso en dulces con piña y me sale este bizcocho y nada más, así que ahora mismito me voy a ver a los demás participantes a ver que descubro. Muy buena pinta tu bizcocho.

    ResponderEliminar
  2. Pues en mi tierra también es un clásico, y la de recuerdos que me has despertado... ahora quiero hacer uno jejejjejeje, pero ahora tocan ensaladas a porrón!!
    Igual lo guardo para cuando venga el otoño y quiera recordar esos sabores de infancia <3
    Un besote, mi duendecillo!

    ResponderEliminar
  3. hola corasón! pues mira yo hice este bizcocho una vez y me salió una patata, por no decir otra cosa grrr. En serio que mal me quedó , no sé que pasó con la piña que se me pegó en el molde jijij. Quizá me vuelva a animar viendo como te quedó de bien a tí y rellenaré los huecos de algo rojo para darle colorcito como tu dices. Venga bonita besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Ohhhhh pero que bizcocho mas rico con su piña y todo! Y encima le has puesto caramelo, me imagino lo jugoso y sabroso que debía estar, guárdame un trozo, aunque entre la empanada, la ensalada, la tarta , la panna cotta...¿¿¿¿tú tienes tantos tapers oye???

    ResponderEliminar
  5. Que deliciaaaa, es un bizcocho, que no conocia, una vez lo hice y me facino, que pinta tieneeeee un abrazo
    Carolina
    Carriscupcakes

    ResponderEliminar
  6. Creo que esta delicia de bizcocho se nos ocurrió a much@s, y no es para menos!! Rico donde los haya, y la presentación es fabulosa, te ha quedado genial :)
    Feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar
  7. Estupenda propuesta, con decirte que yo también la he hecho pero en formato individual y cambiando la harina.
    Tiene una presencia bárbara!!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Pues mira que me gusta a mi este bizcocho y yo nunca lo he preparado, lo hacia la que era mi jefa de la optica y lo llevaba al trabajo, y tengo la receta ahi pero nunca me da por prepararlo.... tengo que hacerlo....

    ResponderEliminar
  9. madre mía que cosa más rica de bizcocho me encanta, nunca lo he probado de piña pero me lo apunto.
    un beso
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. pero que buena pinta!!!!!! tiene que ser suuuper jugositoo jeje me encanta esta receta y me encanta tu blogg. Con tu permiso me quedo por aqui jeje

    Besitoss

    ResponderEliminar
  11. Tiene una pinta riquísima, esponjosa... mmmm!!! Eso si, mi trozo sin la capa superior de piña que no me gusta la fruta horneada... jejeje!!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  12. Muy buena pinta tiene. Se le ve que tiene que tener mucho jugo y un sabor muy rico
    www.dulcemisu.com/blog

    ResponderEliminar
  13. ¡Recetón! El puntito ácido que le da la piña y contrasta con el dulzor del bizcocho.... uuummm!!! De pecado.

    ResponderEliminar
  14. siiiiiiii Montse, cuando lo he visto se me ha venido a la cabeza el bizcocho que tantas veces nos ha hecho nuestra madre en casa. Y es que la cocina de siempre es éxito asegurado

    ResponderEliminar
  15. Como me gusta este bizcocho!lo prepare hace tiempo y nos encanto,aparte de lo chulisimo que es,te ha quedado genial guapa!
    muaksss

    ResponderEliminar
  16. Te quedó buenísimo Montse, se ve delicioso!! yo hice el mismo en bundt jeje y con fresas, mira que coincidencia, pero claro es un clásico y muy rico por supuesto :-)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  17. Que doradito te quedo! Y que buen corte!!

    ;)

    ResponderEliminar
  18. Que doradito te quedo! Y que buen corte!!

    ;)

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué rico, Montsiña! Una manera fantástica de darle un toque especial al clásico (pero infalible) bizcocho de yogur.

    ResponderEliminar
  20. También yo he preparado este bizcocho en alguna de otra ocasión y queda muy bien . Siempre lo he hecho con piña aunque me ha gustado la idea de probar con otras frutas, seguro que queda muy buenos también.

    ResponderEliminar
  21. Que pinta tiene este bizcocho Montse! Para darle un bocado a la pantalla jeje. Besitos!

    ResponderEliminar
  22. Este lo añado a mi colección, que todavía no lo he hecho!! y menuda pinta tiene!! Bs.

    ResponderEliminar
  23. ayayayayayyy que bueno por dios!!!
    me lo quedo #pamipasiempre! :)
    Bicos

    ResponderEliminar
  24. Hace la tira de tiempo que quiro hacer este bizcocho, pero nunca arranco, a ver si esta vez me decido! un besote!!!

    ResponderEliminar
  25. Pues es una de los bizcochos que tengo entre mis pendientes. Tiene que estar jugosito y muy rico! Me apunto tu receta también!! Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  26. Igualito que uno que yo hago, me encanta! Un besito

    ResponderEliminar

Instagram