Tortilla paisana 'my way'

Hay días en los que todo es complicado. Hay días en los que se acumula la tensión. Esos días me gusta encerrarme en la cocina, y hacer comida como si se fuese acabar el mundo. Cierro la puerta, pongo música suave, jazz o bossanova... Y me concentro...

Para algunas personas es fácil dejar fluir los sentimientos y las sensaciones, para mí, es un auténtico tsunami. Soy muy visceral, aquellos que me conocéis personalmente lo sabéis. Me enfado mucho cuando me enfado, me río mucho cuando estoy contenta, lloro desconsolada cuando estoy triste... Tiendo a establecer lazos sentimentales con absolutamente todo y todos los que me rodean, ya sea para bien o para mal.

Mi madre siempre me dice que es bueno, que no me guardo cosas que me hacen daño después, pero a veces los sentimientos así, en tropel, me dejan un poco devastada... 

Cocinar (y leer) me ayuda a relajarme. Me concentro en lo que estoy haciendo, tanto que a veces ni siquiera escucho lo que me dicen mientras cocino. Cojo esto, dejo lo otro, pruebo lo de más allá. Es como una sinfonía que debe seguir el compás sin perderlo. Tic, tac, tic, tac. El tiempo pasa. El plato está listo. Et voilá, la válvula de escape funcionó, poquito a poco, sin darse cuenta.

Esta tortilla me gusta hacerla por las noches, para cenar. Es ligera, rápida y fácil de hacer. La proporción de las verduras, al gusto vuestro, se puede variar. Normalmente también voy variando el tipo de verduras, dependiendo de la época del año o de lo que tenga por la nevera. Es ideal para aprovechar trocitos de verduras que se te van quedando perdidos: una puntita de zanahoria, un trocito de berenjena, una esquinita de calabacín... 



Tortilla paisana "my way"

Ingredientes (para 2 personas):
  • 50 g de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 25 g de pimiento rojo.
  • 25 g de pimiento verde.
  • 25 g de zanahoria.
  • 25 g de berenjena.
  • 50 g de calabacín.
  • 50 g de bacon ahumado.
  • 3 o 4 huevos.
  • aceite de oliva.
  • sal.
  • pimienta negra.



Preparación:

1. Calentamos el aceite de oliva en una sartén. Ponemos a rehogar el bacon cortado en trocitos pequeños. Mientras se rehoga, vamos picando todas las verduras.

2. Cuando el bacon esté doradito, le añadimos todas las verduras bien picadas, y las sofreímos hasta que estén hechas. A mí me gusta dejarlas un puntito crujientes para la tortilla. Salpimentamos.

3. Batimos los huevos. Los añadimos a la sartén para formar la tortilla. Cuando esté cuajada por un lado, le damos la vuelta, y la cuajamos por el otro. 

4. Servimos acompañada de una ensalada verde. 


Montse NoSinMiTaper

Instagram