Tarta de Kiwi

Este mes, para el Reto Alfabeto Dulce, la encargada de escoger ingrediente fue Isabel de Gotas de Azúcar y Vainilla, y la letra que nos brindó la suerte fue... ¡la W!

El ingrediente con el que nos retó fue el kiwi, que todo hay que decirlo, en casa nos encanta. Suelo preparar mermelada de kiwi todos los años, es deliciosa, y esa fue mi primera opción para este reto, pero después me apeteció hacer algo más especial. 

Buscando, buscando, llegué a unas fabulosas tartaletas de kiwi, la fuente la tenéis al final de la entrada. No me pude resistir. Al final no fue tartaleta, sino tarta...

La crema es deliciosa, con ese puntito ácido del kiwi, que a mí me encanta, así que estoy segura de que la repetiré este verano, es una tarta muy fresquita, nada empalagosa.

Bueno, no me lío más, os dejo con la receta. ¡¡Espero que la disfrutéis!!

Tarta de Kiwi


Ingredientes:

  • 1 lámina de masa quebrada, ya preparada.
  • 3-4 kiwis.
  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 3 huevos.
  • 3 cucharadas de mantequilla.
  • 1-2 cucharaditas de maicena, disuelta en un poquito de agua fría
  • unas gotas de colorante alimentario verde (opcional).


Preparación:

1. Lo primero va a ser precalentar el horno a 180ºC, y hornear la base de masa quebrada, que habremos colocado en un molde rizado con base desmontable, y cuya base habremos pinchado con un tenedor. Le lleva aproximadamente unos 25 minutos. La retiraremos del horno cuando esté doradita, y la dejaremos enfriar completamente. También podemos utilizar una base que compremos ya horneada.

2. Para preparar la crema, pelamos los kiwis y los trituramos hasta conseguir un puré. Lo pasamos por un colador fino para retirar las semillas. A mí me gusta reservar un par de cucharaditas de estas semillas para añadírselas después, para dar color.

3. Batir los huevos y mezclarlos con el azúcar, el zumo de limón y el puré de kiwi. Añadir la mantequilla y poner a calentar a fuego medio-bajo hasta que la mantequilla se deshaga y la crema comience a espesar. No dejar que hierva. Cuando veamos que empieza a espesar, le añadimos la maicena disuelta en muy poquita agua. Seguimos removiendo. 

4. El color de la crema me quedó bastante pálido, así que yo opté por añadirle unas gotas de colorante alimentario verde. Cuando la crema esté lista, le añadimos unas poquitas de las semillas que habíamos retirado antes. 

5. Poner la crema sobre la base de masa quebrada y dejar enfriar. Decorar al gusto.



Todas las propuestas del Reto Alfabeto Dulce, siguiendo el enlace de la imagen




Montse NoSinMiTaper

Instagram