Pollo a la coca cola


Hay días en los que, especialmente si es lunes, una se levanta con el modo estudiante on. Son días de supervivencia, de pereza máxima... Pero incluso en esos días hay que comer, y la excusa de que no tenía ganas de cocinar llega una edad en la que ya no es aceptable. Ya no es sólo que la familia no acepte que hoy no se cocine porque mami no tiene ganas de enredar... es que además quieren comer rico... 
Esta receta salió en algún momento de la red, de alguno de los foros en los que andaba yo metido en los principios de mis andares cocineros. Ya había contado, creo, en alguna ocasión que mi madre no es una gran cocinera, así que los foros de cocina me vinieron como agua de mayo, para ir sacando recetillas con las que sorprender al personal. 
Este pollo, en cuanto a ingredientes, es básico. Es más, da hasta vergüenza... Pero os aconsejo que lo probéis, se chuparán los dedos, y los ingredientes pueden ser un secreto entre nosotros... 
Importante, no me vengáis con tiranteces de coca cola zero, sin cafeína, sin gas, sin coca cola... Tiene que ser coca cola normal de la que lleva de todo... Es el azúcar que lleva lo que carameliza y espesa la salsa, y la hace tan especial, con coca colas sin, no funciona... Eso sí, podéis usar pepsi, si sois del lado oscuro... 

Pollo a la Coca Cola


Ingredientes (para 4 personas):
  • 1 pollo troceado.
  • 1/2 litro de coca cola.
  • 1 sobre de sopa de cebolla.
  • aceite de oliva.
  • sal.


Preparación:

1. En nuestra cazuela, calentamos el aceite de oliva y sofreímos los trozos de pollo, por tandas, que queden bien doraditos por todos los lados. Vamos reservando en un plato.  Cuando terminemos de dorar el pollo, retiramos una parte del aceite, aproximadamente la mitad.

2. Devolvemos el pollo a la cazuela, añadimos por encima la coca cola, y el sobre de sopa de cebolla. Mezclamos bien con ayuda de unas varillas o de una cuchara de madera.

3. Dejamos cocer a fuego lento durante una media hora, removiendo a menudo para que no se pegue.

4. Probamos y rectificamos de sal si fuese necesario. Servimos bien caliente, con unas patatas fritas, por ejemplo.


Montse NoSinMiTaper

Instagram