Bizcocho Tres Colores

Está siendo esta una semana más intensa de lo habitual. Tocaba examen, eventos escolares varios y, por supuesto, yo me había apuntado a todo cuanto reto bloguero había caído en mis manos. 

Ya lo dice mi madre, mi problema es la falta de medida... Quiero hacerlo todo, me apunto a todo, y después, llegado el momento, sucumbo al agobio... ¿Me estaré haciendo mayor? No, no... Será la astenia primaveral...

Cada vez que me pasa esto, prometo tomarme las cosas con calma, organizarme, no dejarme llevar... Promesas baldías, ya os lo digo, llevo del orden de tropecientos años haciendo lo mismo. Algún día tendré que asumir y aceptar el caos que vive en mí; o comprarle un bozal y una correa, al caos, digo.

En fin, la cuestión es que esta mañana me levanté con insaciables ganas de reponer el tiempo perdido durante esta semana de agobios varios. ¿Qué puedo hacer? Claro, encender el horno, que últimamente lo tengo bajo cien candados... Y no se enciende el horno en vano, así que vamos a hacer un bizcochuelo, para el postre, para el café, para los invitados, para darme un homenaje.

Este bizcocho, que no se asuste nadie, es el clásico cuatro cuartos. Misma cantidad de harina, azúcar, mantequilla y huevos. Para darle un aire diferente, simplemente separamos la masa en tres partes: una se queda con aroma de vainilla, otra con café, y la última con chocolate. Precioso, para jorobar a una suegrilla chinche que tengáis por ahí. Y fácil no, lo siguiente. 


Bizcocho Tres Colores

Ingredientes:


  • 200 g harina.
  • 200 g azúcar.
  • 4 huevos (aproximadamente 200g).
  • 200 g mantequilla.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 2 cucharaditas de café soluble.
  • 3 cucharaditas de cacao en polvo.
  • 8 g levadura química (tipo Royal).
  • una pizca de sal.


Preparación:

1. Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y el extracto de vainilla, hasta que esté bien aireado. 
Si lo hacemos en la Thermomix, poner la mariposa en las cuchillas, y programar 5 minutos, velocidad 3. 

2. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo hasta que estén bien integrados.
En la Thermomix, volver a programar 5 minutos, velocidad 3, e ir añadiendo los huevos uno a uno por el bocal con la máquina en marcha.

3. Añadir la harina, la levadura y la sal y mezclar hasta que esté bien integrado.
En la Thermomix, retiramos la mariposa. Añadimos la mezcla de harina, levadura y sal, y mezclamos unos segundos en velocidad 3 hasta que esté bien mezclado.

4. Separamos la masa del bizcocho en tres partes aproximadamente iguales. La primera, la dejamos tal cual está. A la segunda, le añadimos las dos cucharaditas de café soluble y mezclamos bien. A la tercera, le añadimos el cacao en polvo y mezclamos también. 

5. Colocamos las tres masas en el molde, previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina. Procuramos no remover para que no se mezclen las masas. 

6. Horneamos en el horno precalentado a 180ºC durante 45-55 minutos.  Los tiempos, cuando tratamos con los hornos, son muy relativos, tenéis que ir vigilando el bizcocho, depende mucho de cómo caliente vuestro horno y del molde que utilicéis. En el mío, le llevó los 55 minutos. Comprobamos si está hecho pinchando con una brocheta de madera. Si sale limpia es que el bizcocho está listo.

7. Desmoldar cuando esté templado, y dejar que termine de enfriar sobre una rejilla.



Montse NoSinMiTaper

Instagram