Salmón marinado al Oporto


Lunes. Llueve. Esa lluvia tontuna, esa que miras por la ventana y decides que eso no es lluvia ni nada. Eso es humedad ambiental. Y más chula que un ocho, sales a la calle sin paraguas. Eres consciente de que las otras nueve mil quinientas ochenta y tres veces que has tenido esta brillante idea, has vuelto a casa empapada. Pero hoy no, hoy va a ser el día en que salgas vencedora. Y además, ya para terminar de rematar la jugada, te vas a la peluquería. ¡Ole tú!

Asomas por la puerta, ¿ves? ¡¡Si hasta ha dejado de llover!! Te confías, caminas con paso firme, llegas sana y salva a la peluquería. Cortar, peinar, y por supuesto, alisar... Que está el día para echar petardos... No cabes en ti misma de gozo al salir de la peluquería... Y entonces...

Por respeto a mi amor propio voy a obviar el final de esta trágica historia. Es osado enfrentarse al clima, y la osadía tiene un precio. Punto. Pero prometo que la próxima vez que tenga esta brillante idea de dejar el paraguas en casa... volveré a dejarlo, porque hay costumbres que llega una edad que es difícil perder. Y la costumbre de tener ideas de bombero, la llevo tatuada a sangre y fuego. 

Para compensar, una receta rica, rica y ligerita. Un pescadito a la plancha con marinado previo. El día que puse el Pez Espada Marinado algunos me comentaban que este pescado no les hacía tilín... Así que hoy, una de salmón. Los marinados, de todas formas son intercambiables, podéis ponerlos con el pescado que más os guste a vosotros. 

Hala, ya os veo bajando a la pescadería a buscar algo rico para comer... pero no os olvidéis el paraguas... 

Salmón marinado al Oporto


Ingredientes (para 4 personas):


  • 1 rodaja de salmón fresco por persona (o 2 si veis que son pequeñas).
  • aceite de oliva.
  • sal.
  • 5 cucharadas de vino de Oporto.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 1 cucharadita de pimentón.
  • 1 cucharadita de eneldo.
  • 1/2 cucharadita de pasta de ají amarillo (se puede sustituir por unas gotas de Tabasco o algún otro ingrediente que aporte un picantito, que sea de vuestro gusto).
  • pimienta negra.

Para la guarnición: 
  • una ensalada verde, o unas patatas hervidas, por ejemplo.



1. Preparamos el marinado mezclando el vino de Oporto, el zumo de limón, el pimentón, el eneldo, el ají amarillo, la pimienta negra y un poquito de sal. Mezclar bien y verter sobre las rodajas de salmón. Dejar marinar en la nevera, aproximadamente una hora.

2. Preparar la plancha, a temperatura muy fuerte, para que el salmón se dore bien por fuera y se quede jugosito dentro. Ponerle unas gotas de aceite para que el salmón no se pegue a la plancha. Poner el salmón en la plancha sin escurrirlo del marinado y cocinarlo por ambos lados.

3. Servir con una ensalada verde o con unas patatas hervidas. 


Montse NoSinMiTaper

Instagram