Tarta de queso con frambuesas y arándanos

Siempre buscando nueva inspiración para mis recetas, di con este reto, en el que se versiona una receta de Lorraine Pascale. Para mi primera intervención, me tocaba receta dulce, la receta elegida fue una deliciosa tarta de queso con frutas frescas. Lorraine Pascale utilizaba arándanos, moras e higos. 

Yo, en mi línea habitual, cambié alguna cosilla para adaptar la receta al gusto de casa. El resultado, espectacular. De hecho, os recomiendo que la probéis templada, sin dejarla enfriar del todo, porque su sabor y su textura son inigualables. ¿Fría? También deliciosa, el sabor de la crema combina genial con la ligera acidez de frambuesas y arándanos.


Tarta de queso con frambuesas y arándanos

Ingredientes:
Para la base
  • 50 g mantequilla sin sal.
  • 200 g galletas tipo Digestive.

Para el relleno
  • 350 g de queso tipo Philadelphia.
  • 250 g de requesón.
  • 200 ml de nata.
  • 4 huevos medianos.
  • 125 g azúcar blanquilla.
  • 2 cucharaditas de maizena.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Para decorar
  • Frambuesas y arándanos frescos



Preparación:

1. Precalentar el horno a 170ºC calor arriba y abajo.

2. Para hacer la base, moler las galletas (podemos hacerlo en la Thermomix, unos segundos en velocidad 6, hasta que veamos que están todas deshechas), y mezclarlas con la mantequilla, que habremos derretido brevemente en el microondas. Cubrir el fondo de un molde desmontable con papel de hornear, así nos será más fácil de poner después en la fuente de servir. Presionar la mezcla de galletas y mantequilla en el fondo del molde, para formar la base. Guardar en el frigorífico mientras preparamos la crema.

3. Para el relleno de la tarta, simplemente tenemos que poner todos los ingredientes juntos y mezclar cuidadosamente con una batidora o robot de cocina. Yo utilicé la Thermomix, en velocidad 5 durante 1 minuto, para asegurarme de que el requesón estaba bien integrado en la crema.

4. Verter con cuidado la crema sobre la base de galletas y hornear entre 45 minutos y 1 hora. Pinchar en el centro con un palillo para comprobar que está hecha. Ha de salir limpio, pero la tarta no tiene que estar dura, sino cremosa.

5. Dejar templar y decorar con la fruta fresca.

6. Se puede servir templada o fría.




Por último, no dejéis de visitar a los demás participantes del reto, para descubrir nuevas y sorprendentes versiones de esta rica tarta de queso.




Montse NoSinMiTaper

Instagram