Pollo Tikka Masala

Culo veo, culo quiero. ¿Se puede empezar una entrada en un blog decente con la palabra "culo"? Mmmmmm... Será mejor que empiece de nuevo... 
Justo antes de la Navidad, las redes sociales se llenaron de reseñas acerca de un libro, "Comfort Food" de Jamie Oliver... Recetas pensadas para evocar recuerdos de infancia, comida para invertir tiempo y esfuerzo y disfrutar cocinando y comiendo... ¿Podía yo resistirme? No. Porque culo veo, culo quiero. 
Me apunté a cuanto sorteo del susodicho libro encontré. Y nada, chica. Yo que no podía vivir sin él... Y entonces llegó mi salvación...
Mi salvación fue tener que hacer un pedido en Amazon por unos libros que Luci necesitaba para el cole... Ni corta ni perezosa, con la excusa de aprovechar los portes, me pedí el libro de Jamie Oliver... 
Es un libro precioso, encuadernado como los libros de antes... Da gusto hojearlo. Unas fotos geniales, todo muy bien explicado. Cierto es que es muy Jamie Oliver. Así que tiene que gustaros su estilo. Y cierto es, que si vais buscando comida rápida, para hacer en un instante, este no es vuestro libro. 
Pero si disfrutáis cocinando, mientras tomáis una copa de vino y conversáis con amigos o familia, quizás os guste.
Si vivís en provincias, como me sucede a mí, a veces es difícil encontrar determinadas especias. El garam masala es una mezcla de especias que se utiliza mucho en la comida india. A mí me costó Dios y ayuda encontrarlo, los que me seguís en mi perfil personal de Facebook lo sabéis y lo sufrís... De todos modos, si no lo encontráis, podéis hacerlo vosotros mismos en casa, os dejo una receta que, aunque no he probado, se parece por los ingredientes al garam masala que yo utilicé.
De todos modos, y sintiéndolo por el gran señor Oliver, soy incapaz de seguir una receta al pie de la letra. Otra de mis taras. Así que aunque este Pollo Tikka Masala tiene la impronta de Jamie, está tuneado un poco my way. Porque si no, no sería yo.


Pollo Tikka Masala al estilo de Jamie Oliver, pero my way

Ingredientes (para 2 personas): 
  • 300 g pechuga de pollo, cortada en daditos de bocado

Para el adobo:
  • 1/4 cucharadita de clavo molido.
  • 1/4 cucharadita de comino molido.
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita de garam masala.
  • la ralladura de 1 limón.
  • el zumo de 1/2 limón.
  • 1/4 cucharadita de jengibre.
  • 2 dientes de ajo.
  • 3 cucharadas de yogur natural.
  • unas gotas de Tabasco.

Para la salsa:
  • 100 g de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • Un pellizco de cilantro seco.
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma.
  • 1/2 cucharadita de garam masala.
  • 1 puñado de almendras crudas.
  • 2 tomates pelados.
  • 150 ml de leche de coco baja en grasa.
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • Sal o un cubito de caldo de pollo.

Para acompañar:
  • arroz en blanco



Preparación:

1. Al menos un par de horas antes, y preferiblemente toda la noche, hay que poner el pollo en adobo. Para ello, mezclamos todos los ingredientes del adobo, y lo ponemos en un taper junto con la pechuga de pollo cortada en daditos. 

2. Reservamos en la nevera.

3. Para hacer la salsa, rehogamos en aceite de oliva la cebolla y el ajo picados. Una vez que se empieza a rehogar, le añadimos las almendras para que se vayan tostando, y las especies para que liberen todo su sabor.

4. Al cabo de unos minutos, cuando vemos que ya la cebolla está pochadita, añadimos los tomates pelados y cortados en daditos. Rehogamos bien, hasta que el tomate esté bien deshechito. 

5. Añadimos un vaso de agua y el cubito de caldo o sal. Dejamos que cueza a fuego lento unos 15 minutos. Después añadimos la leche de coco y dejamos cocer unos 10 minutos más.

6. Ponemos la salsa en el vaso de la batidora y trituramos, procurando que la salsa nos quede bien pasada y suave.  Si fuese necesario le añadimos un poco más de líquido.

7. Sacamos el pollo de la nevera, y lo rehogamos con un poquito de aceite bien caliente en una sartén, hasta que esté bien hechito. Tened cuidado al echar en la sartén, porque salta un poco y podemos quemarnos. Una vez que está bien hecho, le añadimos la cantidad de salsa que sea necesaria para que nos cubra el pollo. Tengo que reconocer que con la salsa que sale con estas cantidades, podríamos haber puesto pollo para los cuatro, así que no tendré que modificar cantidades cuando estemos todos en casa... 

8. Mientras dejamos que el pollo dé un hervor junto con la salsa, cocemos el arroz para el acompañamiento. 


Y ya no nos queda más que, arremangarnos bien, y tomar posesión del pan, porque esta salsita es de mojar...

Fuente: Comfort Food, de Jamie Oliver

Montse NoSinMiTaper

Instagram