Espaguetis con salsa de zanahoria

La culpa fue del cha-cha-cha, que tú me invitaste a bailar... Os preguntaréis qué tiene ver Gabinete Caligari en todo esto... En mi caso, la culpa no fue del cha-cha-cha, más que nada porque no bailo, jamás, me da una vergüenza terrible. Cuando era jóvena, tampoco. Yo y el movimiento coordinado somos incompatibles. En fin, cada uno tiene sus taras. 

A ver, que divago. En mi caso la culpa de todo la tiene Tito... Sí, sí, ese Tito en el que estáis pensando... El maestro de Las Salsas de la Vida, blog que si no conocéis, me hacéis el favor ahora mismo de pinchar en el enlace, sucumbiréis sin remedio a sus encantos... Y diréis vosotros, ¿qué culpa tendrá el pobre? Pues to-da. Él publicó aquella salsa deliciosa, suave y perfecta... Aquella salsa de calabaza, que acompañada de unas setas y unos espaguetis puede elevarte al mismísimo cielo... 

Desde que la publicó, en casa la hemos repetido varias veces, tanto nos gustó. Pero la última vez, un terrible pensamiento cruzó mi mente, pervertida por la influencia de blogueros gastronómicos (no voy a nombrar a nadie) que insisten en colgar fotos de deliciosas viandas en las diversas redes sociales... Y yo, que soy tan sacrificada, no dejo de probarlas todas, o todas las que puedo... Total, que divago otra vez, que se me cruzó un terrible pensamiento... "¿Y si hago una salsa de zanahoria?" 

Dicho y hecho. La culpa es de Tito, pero reconozco que yo fui el brazo ejecutor... Espero que la disfrutéis tanto como la disfrutamos nosotros...


Espaguetis con salsa de zanahoria

Ingredientes (para 2 raciones):
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 3 filetes de anchoa en aceite.
  • 3 zanahorias medianas.
  • tomillo.
  • sal.
  • pimienta negra.
  • ajo en polvo.
  • 1/2 cucharadita de mostaza de Dijon.
  • nuez moscada.
  • canela.
  • 50 ml nata para cocinar (18% materia grasa).
  • caldo de pollo.



Preparación:
1. Calentamos el aceite en un cazo, y rehogamos brevemente las anchoas escurridas, presionándolas un poco para que se vayan deshaciendo en el aceite.

2. Añadimos las zanahorias peladas y cortadas en rodajas, con una pizca de tomillo y otra de pimienta negra molida. Saltear unos 2-3 minutos Añadir un vaso de caldo de pollo y dejar cocer a fuego lento hasta que se vaya reduciendo el líquido y las zanahorias estén blanditas, aproximadamente 15 minutos. 

3. Pasar todo al vaso de la batidora, añadirle la nata, una pizca de ajo en polvo, la mostaza y un poquitín de nuez moscada y de canela. Batir hasta que la salsa esté suave y sin grumos. Si nos queda muy espesa, añadimos un poquito de caldo de pollo. Probadla, y rectificad el punto de sal, yo no le pongo la sal antes, por las anchoas, que suelen ser bastante saladas.

4. Acompañamos con unos espaguetis que habremos cocido en abundante agua hirviendo con un chorrito de aceite, sal y una hoja de laurel.

5. Si os gusta, poned un poquitín de zanahoria rallada por encima.

Sólo me queda pediros que probéis esta receta, dedicada a mi Master Blogger, Tito, y que si os gusta, le echéis la culpa... al cha-cha-cha...

Montse NoSinMiTaper

Instagram