Crema de brócoli y tomate

Hoy uno de esos lunes. Uno de esos lunes que ya empieza una cansada. Si no fuese por la persistencia de ese despertador en la mesilla... Yo no sé si le pasa a los demás, pero los fines de semana se me hacen tan cortos, y los lunes tan largos... Supongo que es connatural al ser humano, digo, la disconformidad con lo que nos rodea. 
Después de dejar a los niños en el autobús del cole, me fui a desayunar, para empezar el día con calma, como para ver si se arreglaba el lunes que había empezado torcido. Me fui a una bulliciosa cafetería llena de gente charlando animadamente. Me sirvieron un café estupendo. Y me encontré mucho más animada. Al salir en una peluquería cercana, me encontré un vinilo en el escaparate que decía: "No sueñes con la felicidad, haz feliz la realidad". 
De repente, cambió la actitud. Es sorprendente como las pequeñas cosas que nos encontramos nos pueden hacer para bien o para mal cambiar el punto de vista. En este caso para bien, con muchas ganas de comerme este lunes, regreso a casa con esta receta bajo el brazo.
Aquí está haciendo muchísimo frío... Os dejo con la crema de verduras preferida de mis pequeños piojos, la que no sabe a verduras, o eso dicen ellos. Con este color tan bonito, así espesita como nos gusta a nosotros... Y muy calentita, para reconfortar el cuerpo y el alma. Feliz día a todos.


Crema de brócoli y tomate

Ingredientes:
  • 50 g de puerro.
  • 50 g de cebolla.
  • 75 g de zanahoria.
  • 125 g de tomate (1 mediano).
  • 250 g de brócoli.
  • 125 g de patata.
  • 1 litro de caldo de ave.
  • 1 chorrito de aceite de oliva.
  • sal al gusto.



Preparación (en Thermomix):

1. Poner en el vaso la cebolla y el puerro ya picados junto con el aceite de oliva. Programar 6 minutos, Varoma, velocidad cuchara.
2. Añadir la zanahoria en rodajas, y el tomate picadito y sin piel. Programar otros 6 minutos, Varoma, velocidad cuchara.
3. Añadir la patata pelada y en trozos pequeños, y el brócoli en ramitos. Añadir el caldo y sal. Programar 25 minutos, 100º, velocidad cuchara. 
4. Acabado el tiempo, dejar reposar unos minutos y triturar 1 minuto, velocidad 10. Probar, y rectificar de sal si fuese necesario.
5. Servir con bien caliente, con unos picatostes.


Preparación (tradicional):
1. Rehogar la cebolla y el puerro picados junto con el aceite de oliva en una cazuela.
2. Cuando veamos que empiezan a estar blanditos, añadir la zanahoria en rodajas y el tomate picado y sin piel. Seguir rehogando hasta que el tomate esté bien hecho.
3. Añadir la patata y el brócoli troceados, junto con el caldo de ave y la sal. Dejar hervir muy suave unos 25 minutos. Cuando esté todo muy blandito, triturar. Probar y rectificar de sal.
4. Servir bien caliente, con unos picatostes.



Montse NoSinMiTaper

2 comentarios:

  1. Pues ya a lo tonto te has "comido" casi medio lunes!!!.. es cierto que a veces una cosilla de nada nos cambia por completo, verdad??
    Por aquí también hace mucho frío, y no sabes lo que me gustan a mi recetas como éstas, calentitas calentitas que entonan un montón y ayudan a seguir “comiéndonos” lo que queda de día!..

    Un beso Montse!

    ResponderEliminar
  2. Este fin de semana cae para las cenitas. Yo soy fan, mega fan, súper fan de las cenas a base de cremas o sopitas ricas. Y esta es una gozada. Y en TMX. Bendito invento. Besazos flor!

    ResponderEliminar

Instagram