Canelones de pescado y marisco

Ya está aquí diciembre. Y con él, llega la Navidad. En esta época, está mandado hacer alguna cosita especial, ir planificando las fiestas, las recetas que vamos a preparar, los regalos, las visitas, la decoración... Es un momento atareadísimo, si queremos estar pendientes de todo... La idea es ir poniendo alguna recetilla un poco especial, sin salirse del presupuesto. 
La de hoy es por ejemplo una receta que yo hago todo el año, fácil y barata. Si es cierto que en esta ocasión la he variado un poquito, ya que la cobertura de los canelones no es la tradicional salsa bechamel sino una deliciosa que puso ya hace unos días Tito en Las Salsas de la Vida. Ciertamente no nos complica nada la vida este cambio, y le da un toque muy especial a estos canelones de pescado.
En este caso yo le puse merluza, fresca, de muy buena calidad, y esto se nota a la hora de degustar el plato; pero siempre podemos recurrir a un pescadito congelado, sobre todo hacia la Navidad, que los precios se disparan. Y lo mismo nos sirve merluza, que cualquier otro pescado blanco que tengamos disponible.
Para el marisco, yo recurro a las gambas peladas congeladas y a unos mejillones, que aportan mucho sabor y nos salen muy a precio.
No quiero engañaros, es una receta muy fácil, pero laboriosa. Lleva su tiempito, pero merece la pena, porque es un plato de esos de disfrutar en la mesa.


Canelones de pescado y marisco

Ingredientes (para 2 personas):

  • 300 g de merluza 
  • 200 g de gambas peladas
  • 1 docena de mejillones
  • 50 g  de pimiento verde
  • 50 g de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 50 g de puerro
  • 1 chorrito de vino blanco
  • sal, pimienta
  • 14 placas para canelones
  • Queso rallado para gratinar
  • Salsa Aurora (ver receta)

1. Lo primero, abrir los mejillones al vapor. Se ponen en una cazuelita con un poquito de agua o vino blanco, se llevan a hervir un par de minutos y se retiran cuando estén abiertos. Sacar los mejillones de las conchas. Si se desea, reservar el líquido colado, para añadirlo posteriormente e intensificar el sabor.
2. En una sartén rehogar las verduras bien picaditas con un poco de aceite. Cuando estén pochaditas, añadir la merluza, las gambas y los mejillones también picaditos. Dejar que rehoguen un par de minutos, añadir el caldo de los mejillones o un chorrito de vino, y dejar que reduzca, para que termine de hacerse el pescado.
3. Reservar.


4. Por otra parte, hay que preparar las placas de los canelones. Seguir las instrucciones del paquete. Yo utilizo unas que sólo hay que dejar en remojo en agua caliente hasta que se ablandan, para poder enrollarlas sin romperlas; hay otras que necesitamos hervirlas.
5. Mientras las placas de los canelones están en remojo preparamos la Salsa Aurora. Aunque sólo es una bechamel a la que se le añade tomate frito, os aseguro que este pequeño cambio merece mucho la pena (¡¡Gracias, Tito!!).
6. Una vez que tengamos todo listo, ponemos un poco de salsa en el fondo de una fuente apta para el horno. Vamos colocando los canelones, que habremos rellenado con la mezcla de pescado, marisco y verduras. Cubrimos con la salsa y espolvoreamos con queso rallado.
7. Gratinamos a 200ºC unos minutos. Vigilar porque se gratina muy rápidamente, y no queremos que se queme.

Y así sin más, tenemos una receta muy resultona, para quedar bien con esa cuñada o con esa suegrilla... ¡Que lo disfrutéis!




Montse NoSinMiTaper

Instagram