Croquetas de zanahoria

Esta es una de esas recetas de madre preocupada por esos niños que no comen suficientes verduras. Creo que es una hormona que se empieza a producir en el momento del parto. Ni cinco raciones al día, ni rabos de gaita... Las madres creemos que nunca comen suficientes verduras, o al menos, esas verduras no resultan lo suficientemente invisibles en el plato. Así que una empieza a entrenar en el arte del escondite, o cómo disimular las verduras para que tus hijos no las encuentren en su comida...

Estas croquetas son muy fáciles de hacer, y muy baratitas, lo que nos viene de perlas. Y por otra parte están buenísimas, muy suaves.

Yo las hago en la Thermomix, inseparable compañera en mi cocina, pero perfectamente se pueden hacer de forma tradicional, así que animaros todos. Acompañadas de una ensaladita, ¡una cena perfecta!


Croquetas de zanahoria

Ingredientes:
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 zanahorias grandes
  • 30 g de aceite oliva
  • 55 g harina
  • 300 g leche
  • una pizca de sal, pimienta y nuez moscada
  • huevo batido y pan rallado (para rebozar las croquetas)
  • aceite (para freír)

Elaboración en TM-31:

1. Picar las zanahorias 5 segundos en velocidad 5. Sacar del vaso y reservar.

2. Picar la cebolla 5 segundos en velocidad 5. Añadir el aceite y programar 5 minutos, Varoma, velocidad cuchara.

3. Añadir la zanahoria y programar 7 minutos, Varoma, velocidad cuchara.

4. Añadir la harina y programar 3 minutos, Varoma, velocidad 1.

5. Añadir la leche, sal, pimienta y nuez moscada. Poner 3 o 4 segundos a velocidad 4, para que se mezcle todo bien, y programar 10 minutos, 100º, velocidad 3. Este tiempo puede variar, dependiendo de la temperatura inicial de la leche. Si nos hiciese falta, poner más tiempo, a la misma temperatura y velocidad, hasta que las croquetas tengan la textura adecuada. 

6. Verter la masa en una bandeja, cubrir con papel film para que no haga costra, y dejar enfriar.

7. Formar las croquetas, pasar por pan rallado, huevo, y pan rallado de nuevo.

8. Freír en aceite bien caliente.


Elaboración tradicional:

1. Picar muy finamente la cebolla y la zanahoria.

2. Rehogar en una sartén la cebolla con el aceite, hasta que esté bien pochada.

3. Añadir la zanahoria bien picadita y seguir rehogando.

4. Añadir la harina, rehogarla un poco.

5. Removiendo constantemente con unas varillas, añadir la leche tibia, sal, pimienta y nuez moscada. Seguir removiendo hasta que espese y tengamos la textura adecuada.

6. A partir de aquí, seguimos el proceso que expliqué para la elaboración en thermomix.

Y como diría Dora la exploradora... ¡¡¡Delicious!!!


Montse NoSinMiTaper

1 comentario:

  1. Qué originales!!! y mira es cierto que es una manera más de que coman verdura los peques (y no tan peques... que a algunos también les cuesta...), además la zanahoria dará un toquecillo dulce, no??... Me las apunto!!
    Un beso.

    ResponderEliminar

Instagram